El pasado fin de semana, la Ciudad de México vivió el muy polémico cierre del World Hottest Tour de Bad Bunny, gira que terminó siendo una de las más redituables de la temporada, superando incluso a otras de absolutos veteranos de la industria como los Rolling Stones o Elton John.

Se trató del cuarto tour del intérprete boricua y su primera gira de estadios que lo vio ofrecer 43 fechas por todo el contenido americano durante 5 maratónicos meses (de agosto a diciembre del 2022).

En este contexto, según información actualizada por Billboard y recogida por la periodista mexicana Pati Chapoy; Bad Bunny se convirtió en el acto latino más rentable de la historia, pues logró generar la exorbitante cantidad de $235 millones de dólares en tan solo 5 meses de tour.

Esto supone una media de $11.1 millones de dólares y 45 mil entradas por espectáculo. En la actualidad, el World’s Hottest Tour ostenta una recaudación media por concierto superior a la de cualquier gira de cualquier artista de cualquier género en la historia de Boxscore (desde finales de la década de 1980).

Anteriormente, los Rolling Stones marcaron un ritmo de $9.4 millones de dólares en su gira No Filter Tour (2017-21), pero fueron superados por el conejito diabólico con la primera gira en promediar más de $10 millones de dólares por noche.

La inflación, los precios dinámicos y la venta de entradas de platino ciertamente facilitaron ciertas ventajas a las giras más recientes; pero el ritmo implacable de Bad Bunny en Estados Unidos, especialmente como artista contemporáneo que no actúa en inglés, hizo que su World’s Hottest Tour fuera uno de los actos imprescindibles del 2022.