En el ámbito del espectáculo en vivo, la pandemia del Coronavirus supuso un sin fin de cancelaciones y actos pospuestos que, en consecuencia, generaron múltiples reclamos y solicitudes de reembolso. Desafortunadamente no todos las devoluciones llegaron a término dadas las cláusulas del evento pero, recientemente; la boletera de OCESA anunció nuevas políticas de reembolso mucho más flexibles que las anteriores.

A través de redes sociales, la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) informó que, “tras meses de arduo trabajo con Ticketmaster, lograron reformar su política de reembolsos en favor del consumidor.

Antes, el comprador debía esperar la cancelación definitiva del evento para así poder recibir el reembolso de su boleto. Ahora, con las nuevas reformas impulsadas por la PROFECO, si un concierto, festival u evento de cualquier índole es pospuesto de un día a otro, se podrá pedir el reembolso del valor nominal del ticket “sin importar las causas”.

“Con esta decisión, alcanzada tras varias reuniones convocadas por PROFECO, se podrá solicitar el reembolso del valor nominal del boleto inmediatamente después de que un evento sea movido de fecha sin importar las causas”, señaló el organismo,

Para realizar la solicitud de reembolso, Ticketmaster establece que, si el pago se realizó con tarjeta de crédito o débito, “no requerirán hacer ningún trámite para obtener el reembolso”. Este se verá reflejado automáticamente hasta 90 días después de la cancelación oficial.

En caso de que la compra se haya realizado en las taquillas del recinto o Centros Ticketmaster el reembolso procederá durante los 90 días naturales siguientes a la fecha de la cancelación y la persona deberá presentar el boleto en original, sin enmendaduras ni alteraciones, en el mismo lugar donde lo adquirió.

Ahora, en caso de los eventos pospuestos, la web señala que para solicitar el reembolso se deberá esperar a que se anuncie la nueva fecha.