Travis Scott ha anunciado que reembolsará a todos los compradores de entradas para su festival Astroworld; y ha cancelado su próxima actuación en Las Vegas ya que se siente “demasiado afectado para tocar”.

El festival anual del rapero en Houston terminó en tragedia el pasado viernes 5 de noviembre, cuando se produjo una estampida humana “con víctimas masivas” durante su set, dejando al menos ocho personas muertas de entre 14 y 27 años y cientos más de heridos.

En los días posteriores a la tragedia, Scott hizo dos declaraciones a través de redes sociales: una breve y escrita en Twitter, y un vídeo más largo publicado en Instagram.

Mientras tanto, el rapero ha sido objeto de tres demandas relacionadas con la aglomeración de público, una de las cuales lo acusa a él, a los organizadores del festival, Live Nation y ScoreMore, y a otras partes de “negligencia grave”. En una de las demandas también se afirma que el incidente fue el resultado de “una motivación para obtener beneficios a expensas de la salud y la seguridad de los asistentes al concierto”. Se estima que el evento tuvo una acogida de 50 mil asistentes.

Ahora, diversas fuentes le han informado a Variety que Scott está “demasiado afectado como para tocar” en su concierto programado para el sábado (13 de noviembre) en el festival Day N Vegas; mientras que a todos los poseedores de entradas para el Astroworld se les devolverá su dinero.

Tras el percance, los homenajes a las ocho víctimas no han dejado de sucederse, y muchos de los asistentes al evento del viernes volvieron al recinto del festival -el NRG Park de Houston, Texas– para dejar flores y presentar sus respetos.

Ayer (7 de noviembre), Kanye West rindió su propio homenaje a las víctimas de la tragedia, dedicando la última iteración del Sunday Service a los que perdieron la vida; mientras que Roddy Ricch está donando sus honorarios por su actuación en el festival a las familias de las víctimas.

Los expertos también se han pronunciado sobre la tragedia, y algunos sostienen que los organizadores del evento “no estaban preparados para la multitud que iban a recibir”. Un experto, que se mantuvo en el anonimato, dijo a Rolling Stone que “no quieren ni especular lo difícil que va a ser” particularmente para los festivales de rap obtener un seguro en el futuro.