¡Increíbles noticias para los fanáticos de Portishead! A través de redes sociales, el icónico ensamble de trip hop ha confirmado que su cover a “SOS” de ABBA será finalmente comercializado a gran escala a través de SoundCloud, marcando la primera vez que llega de manera oficial a plataformas de streaming en seis años.

La versión original del conjunto pop sueco se lanzó en 1975, pero en 2015 Beth Gibbons y compañía rindieron su propia re-imaginación del corte para la banda sonora de ‘High-Rise’, película dirigida por Ben Wheatley y protagonizada por Tom Hiddleston y Siena Miller. Desde hace algunos años circula una versión en YouTube, pero nunca había estado disponible en streaming antes.

“SOS” x Portishead llega a SoundCloud como parte de una nueva estrategia de comercialización en la plataforma, que pretende beneficiar equitativamente a todos los autores, tanto globales como independientes, a través de “regalías impulsadas por fanáticos”.

Sobre el debut del cover de “SOS” en SoundCloud, Geoff Barrow de Portishead dijo en un comunicado.

Cuando nos enteramos de que SoundCloud cambiaba a un sistema de pago más justo centrado en el usuario de la música en streaming, nos alegramos de que fuera el único lugar para transmitir nuestra versión inédita de ‘SOS’ de ABBA.

Después de grabarla hace años para la película High-Rise de Ben Wheatley, estamos emocionados de compartirla finalmente con el mundo, y estamos aún más emocionados de que todos los beneficios del streaming vayan a una gran causa.

Vía Variety.

Y es que todo lo recaudado por el sencillo será donado a MIND, organización benéfica del Reino Unido que centra sus esfuerzos en la salud mental.

En el modelo de regalías impulsadas por fanáticos, el dinero de los oyentes es destinado única y exclusivamente a los artistas que el usuario consume . Muy por el contrario, otras compañías como Spotify basan su modelo de negocio en una serie de cálculos relacionados con la participación que tiene cada artista en el mercado global de streaming.

Así pues, el dinero de los suscriptores es destinado a un “fondo general” que se distribuye entre los talentos del catálogo de Spotify. Eso beneficia por supuesto a estrellas de talla mundial como Ariana Grande, The Weeknd o Drake; pero deja en desventaja a creadores independientes o menos conocidos cuyos números o “plays” son irrelevantes para la compañía.