Las autoridades de Hong Kong investigarán por qué una gran y pesada pantalla de vídeo se desprendió del techo durante la actuación de una popular boy band, hiriendo a dos bailarines, según reporta The New York Times.

El aparatoso accidente se produjo el jueves (28 de julio) cuando Mirror, banda de 12 integrantes, ofrecía uno de los 12 conciertos que tenían programados en el Hong Kong Coliseum.

Videos del suceso muestran al auditorio completamente horrorizado, luego de que la enorme pantalla de vídeo cayera directamente sobre uno de los bailarines del grupo, golpeándolo en el cuello. El periódico South China Morning Post informó posteriormente que uno de los dos bailarines involucrados sufrió lesiones graves, que lo mantienen en terapia intensiva. El otro reporta una condición estable.

Emergency workers treated the injured dancers.

Kevin Yeung Yun-hung, Secretario de Cultura, Deportes y Turismo de Hong Kong; informo en rueda de prensa que uno de los cables de suspensión de la pantalla se rompió. Cada una de las pantallas del sistema de proyección a cuatro bandas del recinto mide 5 metros por 3.9 metros, es decir, 210 pies cuadrados, según el Departamento de Servicios de Entretenimiento y Cultura, que gestiona el lugar.

Makerville, organizador del evento, se disculpó por el accidente del jueves por la noche en un post de Instagram a primera hora del viernes, añadiendo que los conciertos restantes de Mirror serían cancelados.

Mirror es una boy band que se formó en el 2018 a través de un reality show, tomando muchos de sus elementos identitarios del K-Pop. Sus miembros cantan en cantonés, un idioma chino muy hablado en la región.

Fue durante la pandemia del Coronavirus que Mirror alcanzó la cima del éxito. Sirvieron como una especie de bálsamo entre los agitados habitantes hongkoneses. Recordemos que en 2019 hubo una serie de protestas masivas en el país desencadenadas por una propuesta de ley migratoria, además del estrés social, económico y cultural producto de la emergencia sanitaria.