Nada grita más fuerte que la adultez se ha instalado permanentemente en nuestras vidas, que Fred Durst con cabello gris y bigote 👴🏼.

Anoche, el intérprete de éxitos noventeros como “Rollin'” o “My Generation” sufrió una crisis de identidad digital, y actualizó todo su perfil en Instagram. Borró (o archivó) todas las fotos anteriores, cambio su bio (“you’re confused? classic ☕️”), y subió un par de imágenes con un nuevo e impactante look.

Nadie se esperaba que Fred Durst, el mismo que incitó a un incendio en Woodstock ’99, poseedor de una impecable colección de gorras, alguna vez luciría como un auténtico señor.

Lo cierto es que Fred ya no es ningún adolescente (y tampoco lo era en los inicios de Limp Bizkit). Tiene 50 años de edad, dos hijos y tres ex-esposas. Cuando debutó discográficamente con ‘Three Dollar Bill, Yall$’, por allá de 1997, tenía 27 años de edad, pero esos días naturalmente han quedado atrás y es hora de darle paso a lo nuevo.

El impacto de ver a Fred Durst luciendo una larga y grisácea melena dañó profundamente la psique de algunos fanáticos, quienes súbitamente entendieron que ya no tienen 17 años.

Otros, se tomaron las cosas con filosofía y empezaron a encontrarle similitudes a la nueva imagen del cantante, y un buen samaritano atinó a decir que se parecía a James Hetfield a finales de los 90 en Halloween.

En cuanto a Limp Bizkit se refiere, siguen en activo, y continúan afirmando (desde 2012) que ‘Stampede Of The Disco Elephants’, su sexto material discográfico, está en producción. Recientemente el guitarrista Wes Borland le dijo a NME que habían grabado las instrumentales de 35 nuevas canciones.

https://twitter.com/Fredzilla_/status/1420695156962037760