Margaery Tyrell o mejor conocida por su nombre real, Natalie Dormer, ha declarado que el final de Game Of Thrones será una locura de proporciones tan épicas, que nadie del cast sabe realmente qué va a suceder con sus personajes gracias a que la producción ha trabajado una ingeniosa estrategia en la que se grabaron múltiples finales para la serie.

Aquí va Teads.

¿Las cosas saldrán bien? ¿Las cosas saldrán mal?

Para el actor Iain Glen (Ser Jorah Mormont), es muy obvio que posiblemente haya un sector que no quede complacido, sin embargo para él este misterioso final parece algo brillante y en palabras de Natalie Dormer “lo es”.

La actriz confesó que existe un punto A y un punto B dentro del final de temporada; ella sabe cuál es el B (o sea, cómo termina), pero desconoce cómo diablos los guionistas harán para ligarlo al punto A.

Los scripts están bajo un pesado candado legal que no sólo imposibilita a los actores a hablar de él, sino que con medida que se vayan grabando ciertas escenas claves, los van recibiendo para interpretarlos.

Y pese a que Dormer a sabe en qué va a terminar, es imposible que lo diga y de momento, sólo tenemos otro glimpse más a lo que nos depara el final definitivo de Game Of Thrones cortesía de Maisie Williams:

¡No podemos esperar más!