El primer anime que todos vimos -consciente o inconscientemente- fue ‘Dragon Ball’. Al aire desde 1986, la franquicia de Toho Animation es una de las más populares del mundo entero; sin embargo “Goku”, al igual que muchos otros contemporáneos, ha tenido que replantear sus argumentos para ajustarse al nuevo orden mundial. Recientemente, la caricatura fue denunciada en Buenos Aires, Argentina por fomentar violencia sexual, y el canal decidió sacarla del aire.

El Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de Buenos Aires denunció ante la Defensoría del Público de la Nación, a un capítulo de la nueva temporada de ‘Dragon Ball Super’ (que se emite en el canal de paga Cartoon Network), por “violencia simbólica”. La demanda ofrece:

El episodio que se vio en las pantallas de Argentina reproducía el ejercicio de violencia sexual por parte de un mayor hacia una menoren un contexto de aceptación social, en el que se naturalizaba la vulneración de una niña.

Estas representaciones, transmitidas en la pantalla de un canal que se ubica como la primera señal infantil de cable y alcanza a las y los niños de entre 4 a 11 años con cable, configura un acontecimiento que las y los expone a la violencia simbólica.

Vía TN

En el capítulo en cuestión, el maestro “Roshi” le pide a uno de sus alumnos que le permita utilizar los “servicios” de su mascota mágica, la cual puede transformarse físicamente. Le aclara que lo que quiere es “que se convierta en una hermosa jovencita”. Justifica su petición diciendo “-mi punto débil son mis pensamientos pervertidos que deseo superar”. Mientras tanto, “Woolong” (un cerdo) hace un recuento sobre otras situaciones de abuso que sufrió por parte del hombre, según consta un comunicado en la página web del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. 

Tras un análisis, autoridades locales consideraron que el contenido vulnera los derechos de niñas, niños y adolescentes; y entra en conflicto con la normativa sobre la erradicación de la violencia por razones de género.

El estudio identificó que contiene una escena de abuso y sometimiento por parte de un varón adulto mayor hacia una adolescente que resulta sumamente inconveniente en relación con la problemática del abuso sexual en la niñez y adolescencia, ya que naturaliza el abuso al volverlo parte del intercambio entre los personajes.

Por su parte, Cartoon Network y Warner Media se mostraron receptivos ante las denuncias y reconocieron su error al no filtrar adecuadamente los contenidos que incluyen a su barra de programación. Como consecuencia, decidieron retirar el programa completo del aire. Además, prometieron editar no solo el capítulo problemático sino toda la temporada, por si algún día deciden volver a transmitirla.

Naturalmente, el fallo de las autoridades argentinas levantó mucha polémica en redes sociales, y fanáticos de ‘Dragon Ball’ no dejaron de expresar su frustración ante la supuesta censura al programa.

https://twitter.com/debo_riverplate/status/1432538404999344128