Texto: Germán Sánchez (@mr_mutante)

La representación de una fotografía en negativo bien podría ser la traducción de una toma errónea, un momento insulso y diáfano carente de protagonismo. La portada del cuarto LP de UNKLE presagia dicho suceso. Después de sacudirse el óxido industrialozo del potente War Stories, en esta ocasión, deambulan entre los terrenos más confortables de un sonido trip hop etéreo recargado de tintes tribales.

Para Where Did the Night Fall, el rasgueo de las guitarras lucha por no morir entre los beats que estructuran y acompañan en cada una de las canciones a las susurrantes vocales de las siempre obligadas colaboraciones dentro del proyecto de James Lavelle, que en esta ocasión corren a cargo de Mark Lanegan, Autolux y The Black Angels, por mencionar algunos. La reinvención de UNKLE es intrínseca en cada entrega, incluso en Where Did the Night Fall logra serlo al inicio del recorrido, pero desafortunadamente el intento se diluye bajo un repetitivo esfuerzo por mantenerlo a lo largo de los catorce -excesivos- tracks del álbum que no hacen más que hastiar hasta al más educado oído.

El advenimiento de la predicción dicta que hasta a los más férreos seguidores les tomará más de una vuelta al plástico para descubrir que, si bien Where Did the Night Fall no es la estrella en el repertorio de UNKLE, tampoco es pueril el tiempo empleado para intimar con sus melodías.

Mejor canción: “Follow Me Down”

La colaboración con la banda californiana Sleepy Sun es la excepción que no apela a una atmosfera intimista y se reencuentra con algunos de los extraviados riffs junto con un ritmo más dinámico que el resto de sus trece hermanas.

El próximo 31 de octubre, UNKLE se estará presentando por primera vez en nuestra ciudad en el Circo Volador.