Desde hace tiempo que el mundo de la música se ha cuestionado la postura de ciertos artistas que, frente al movimiento Black Lives Matters y las políticas racistas de Donald Trump, han guardado silencio y se han mantenido “neutrales” frente a las diversas complicaciones sociales que aquejan a los EE.UU.

Sin embargo, hoy después de mucho tiempo de ser un rumor en redes sociales, se ha confirmado que Ariel Pink es seguidor del movimiento MAGA creado por el aún presidente, Donald Trump, y que no sólo apoya su ideología y postura dentro del gobierno, sino que también asiste a los rallies que este mismo sigue organizando para desestabilizar la transición de su gobierno al de Joe Biden.

Sin embargo, aunque en efecto no existen pruebas de que Pink invadió el Capitolio tal y como Donald Trump se lo ordenó durante el rally, sí hay un video en el que aparece el músico y compositor, John Maus, acompañando a Ariel durante las protestas y, eventualmente, celebrando su asistencia en un hotel en Washington.

¿Lo peor? Un audio de Ariel durante una entrevista, revela que Maus no sólo acudió por “acompañarlo”, sino porque él en lo personal es un seguidor “101%” de Donald Trump:

El año ha iniciado triste, sin lugar a dudas, pero tampoco es como que lo de Pink sea una sorpresa; en 2017 Ariel fue expuesto en redes sociales por sus propios fans tras haber agredido a su novia de ese entonces en el escenario durante una borrachera y un concierto mediocre que ofreció en San Francisco. Así que esto de Trump sólo es la cereza en el gigantesco pastel de decepciones de este “icónico” músico del “indie rock“.