A través de un artículo publicado por The New York Times, el cantante y compositor, Ryan Adams, ha sido acusado por 7 mujeres de abusar de su posición, para acosar a diferentes colaboradoras y colegas dentro del mundo de la música mediante comportamientos sexuales inapropiados.

Aquí va Teads.

Dos de ellas también son artistas y una, su ex-esposa Mandy Moore.

“Para él, la música y su posición dentro de ella, era una forma de sostener un control sobre las personas”

Mandy Moore

El artículo, también habla de cómo diferentes compañeros de trabajo de Ryan, tanto hombres como mujeres, sentían una especie de abuso psicológico de su parte en el cual, siempre los tenía bajo ciertos tipos de “control” de maneras muy agresivas.

Así pues, Joe Coscarelli & Melena Ryzik, periodistas detrás de este reportaje, indagaron más en las relaciones personales de Ryan fuera del ambiente de trabajo y señalan que el compositor, sostuvo relaciones “sentimentales” y supuestamente “sexuales” con una mujer -en ese entonces- menor de edad, con quien intercambiaba mensajes haciendo fuertes insinuaciones.

“Si la gente supiera que nos escribimos de esta manera, me metería en problemas.

Si la gente supiera, dirían que soy el nuevo R. Kelly. Lol”.

Tomado de los supuestos mensajes que Ryan Adams intercambiana. Este extracto fue tomado del artículo de Joe Coscarelli & Melena Ryzik en The New York Times.

Sin embargo, lo más impresionante es que al parecer, Ryan Adams sabía que este artículo saldría.

Capturas tomadas por un usuario en Twitter, demuestran que el cantante aprovechó sus redes sociales para desahogar su frustración respecto al tema e incluso amenazar a The New York Times:

Hasta el momento, todas las acusaciones en su contra se basan en referencias relacionadas a control, abuso y manipulación psicológica. Sin embargo, el caso más fuerte es con “Ava”, una joven bajista que comenzó a comunicarse con Ryan a través de Twitter en 2014.

En ese entonces, ella tenía 16 años cuando él acababa de cumplir 40 y durante esas conversaciones, él le pedía fotos de ella desnuda mientras que describía escenarios sexuales.

¿El resultado de esto? Ava nunca volvió a tocar.

El sólo hecho de pensar que para poder tener un acercamiento en el mundo de la música, ella tendría que acostarse con alguien y seguir ofreciendo favores sexuales a cambio de oportunidades, la asqueó a tal grado que siendo una reconocida virtuosa del bajo desde los 9 años, dejó de tocar y se retiró de toda idea de convertirse en compositora.

¿Qué sigue después de esto?

La respuesta de Ryan y un febrero muy pesado para él y su equipo de abogados. Hasta el momento no hay declaraciones pero en cuanto haya algo, tengan por seguro que estaremos comunicándolo a través de este sitio web.