Un día como hoy, pero de hace 72 años, nació en la localidad inglesa de Brixton el gran David Bowie, quien a lo largo de más de 50 años, logró cimentar una de las carreras artísticas más importantes del mundo cuyo legado no se limita únicamente al campo de la música y composición, pues es ampliamente reconocido por su pasión por la moda y la búsqueda inagotable de nuevas inspiraciones estéticas.

Aquí va Teads.

Para Bowie, la ropa era una forma de proyectar la autoexpresión, una herramienta poderosa para comunicar la individualidad en su forma más extrema, brillante y creativa.

La carrera y evolución de Bowie a través de las décadas se encuentra fuertemente ligada a la apariencia que el intérprete poseía, y en el marco de lo que sería su cumpleaños número 71, celebramos su vida, obra y legado con 10 looks que marcaron historia y lo elevaron a la categoría de musa y leyenda.

1965

Durante los primeros años de su carrera, David Bowie usaba prendas más “ordinarias”, misma estética que retomaría años después.

1969

En una entrevista con delineador de ojos oscuro, una chaqueta azul claro y una bufanda a rayas.

1972

Uno de los alter egos más famosos creados por Bowie fue el de Ziggy Stardust, que le daba figura a su material de estudio ‘The Man Who Sold The World’. “Fuera del escenario, soy un robot. En el escenario consigo la emoción. Probablemente es por eso que prefiero disfrazarme de Ziggy para ser David”, dijo una vez.

1973

Nuevamente portando el peinado clásico de Ziggy, que fue creado por la peluquera profesional Suzi Fusseyinspirada en una sesión modelo para el diseñador japonés Kansai Yamamoto. 

1973

Bowie luciendo un tremendo traje tejido asimétrico, que posteriormente contaría con ciertas variantes (shorts y medias, diferentes colores de cabello, etc).

1973

Retrato de la portada del álbum ‘Aladdin Sane‘, fotografiado por Brian Duffy. El relámpago representaba la dualidad de la mente, aunque Bowie luego explicó que el “muchacho loco” de la canción del título del álbum estaba inspirado en su hermano Terry, quien fue diagnosticado con esquizofrenia.

1973

Fotografiado a lado de su entonces esposa Angie Bowie en la fiesta de “despedida” que el artista celebró a lado de personalidades como Mick Jagger, Lou Reed y Paul McCartney. Aunque muchos creían que se trataba de su retiro de la música, realmente se trataba de la despedida de Ziggy, su personaje arriba del escenario.

1976

En el escenario en el estadio Wembley de Londres con su personaje teatral Thin White Duke, un alter ego muy bien vestido, problemático, que cantaba sobre romance, mientras que por debajo no sentía nada, hielo disfrazado de fuego”, como describió Bowie en una ocasión. El personaje, apodado por el músico como un “ogro desagradable”, fue concebido cuando el músico sufría de una adicción a las drogas.

1977

Después de su personaje teatral Thin White Duke, Bowie se mudó a Berlín para deshacerse de sus adicciones a las drogas y disfrutar de la próspera escena artística y musical de la ciudad. En esta foto se le aprecia mucho más casual y desenfadado, dejando todo ese brillo del glam rock atrás.

1987

Bowie utilizando un conjunto rojo escarlata para su gira Glass Spider en Rotterdam, Holanda.