A través de su cuenta de Twitter, el cineasta mexicano Guillermo del Toro ha informado todo lo que ha sucedido con su residencia después de que un feroz incendio se extendiera por las localidades de Calabasas, Agoura Hills y Malibú en California, una zona residencial exclusiva en donde figuras de la talla de Kim Kardashian tenían sus mansiones.

En el caso de del Toro, la pérdida material se torna un poco más nostálgica pues podrían desaparecer al rededor de 700 objetos valiosísimos pertenecientes a toda su trayectoria fílmica entre los que se encuentran bocetos, vestuario, memorabilia y hasta objetos de recuerdo de Alfred Hitchcock.

A pesar de lo dramático de la situación, del Toro se ha mostrado sereno y elocuente, asegurando que el regalo de la vida es el más valioso, aunque sus preciados objetos personales se hayan visto en peligro. En algunos tweets posteriores aseguró que Bleak House se encuentra de pie ,lo que significa que parte de su colección bien podría ser rescatada.