Chikita Violenta y la belleza del caos

El trío regresa con una nueva canción, la primera de su carrera en español.

Chikita Violenta / Foto: Daniel Patlán

Chikita Violenta / Foto: Daniel Patlán

Por: @folkmetender

El ruido generalmente está asociado con el caos; raras veces se le asigna la categoría de bello o estético. Tres viejos personajes de la escena musical mexicana se juntaron –de nueva cuenta– con un canadiense para hacer lo que más les gusta: encontrar la belleza en el océano de ruido, jugar ruleta rusa con la teoría del caos y salir victoriosos. Chikita Violenta ha perfeccionado su pasión por las guitarras estruendosas de la mano de Dave Newfeld (Broken Social Scene) y a tres años de la salida de su álbum TR3S, presentan “Colapsomanía”, primera canción en español de su carrera. Una pieza que potencia los elementos que más gustan de Chikita Violenta: riffs de guitarras con distorsión, capas y capas de sonidos, una voz que susurra al mismo tiempo que grita y una intención de separarse de sus contemporáneos nacionales.

Una vez más, el ahora trío se escapó del estrepitoso Distrito Federal para irse a Canadá a grabar sus nuevas canciones: “Ya sabemos cómo piensa y cómo trabaja. Grabamos como 12 tracks de guitarras para esta canción. El riff del principio me evoca a una película de Tarantino, lo teníamos desde hace tiempo y lo retrabajamos. Le dimos un tratamiento 2.0, más diez capas de ruido”, así presenta Andrés (o el Güero) a su nueva creación. Esteban (o Cheech) agrega: “Es un productor que cree que es infinito lo que se le puede meter a una canción”.

“El motivo por el que fuimos de nuevo allá se debe más a un tema de amistad y colaboración, vivimos allá con él. Ya lo conocemos, con todas sus excentricidades para bien, además es el ingeniero de sus propias grabaciones. Había más claridad esta vez en las ideas que llevamos” concluye Armando (o Mums).

“Colapsomanía” es la primera canción en español en más de 10 años de carrera de Chikita Violenta. “Desde que hicimos las maquetas aquí salieron en español. Nos gustó, fue una decisión que tomamos de manera natural. Le dimos para adelante, si lo hubieramos sentido forzado o no nos hubiéramos sentido cómodos, no lo hubieramos hecho. Llegar con eso implicaba otra dinámica, Dave no habla español entonces no se metía tanto en la letra” agrega Mums.

“Fue un poco más rápido que los discos pasados. Es un productor que se mete mucho a la letras, pasábamos hasta cuatro días en la letra de una sola canción” recuerda Cheech.

Chikita Violenta ha desafiado los problemas que causan los cambios de alineación, durante estos años, la banda ha cambiado varias veces de baterista y recientemente, Luis Arce (exvocalista) dejó la banda para dedicarse a sus proyectos personales. Para los demos de este nuevo disco, la banda recurrió a softwares como Reason, aunque Zoell, baterista en vivo, también aportó su parte. En la grabación, Tony Nesbitt-Larking desempeñó el papel de baterista, el exmiembro de The Most Serene Republic ya había trabajado con ellos en el álbum TR3S. Concluyó Mums: “siempre hacemos los demos con una base rítmica estándar, luego vamos allá y exploramos distintas posibilidades”. 

TR3S es un álbum redondo que tenía mucho potencial, sin embargo, la salida de Arce frenó estos planes, según dijo el Güero: “sí se truncó el proceso. Ya nos habíamos ido de gira dos veces, una con Built to Spil y otra con Ra Ra Riot, y venia otra gira por el gabacho. La última gira Luis no la pasó nada bien”. Cheech y Mums agregan: Luis un día nos avisó que ya no quería formar parte del proyecto. Hubo crisis en la banda, entramos en shock. En ‘TR3S’, él cantaba la mayoría”. “Se empezaba a notar el trabajo en escenas paralelas, pudo ayudar a consolidar el proyecto. Es un momento muy curioso para la música.  ‘TR3S’ se siente como un disco redondo de Chikita Violenta.

Chikita Violenta / Foto: Daniel Patlán

Chikita Violenta / Foto: Daniel Patlán

El trío tuvo que replantear sus canciones y su manera de trabajar, sin embargo, este cambio de alineación les dio un segundo aire y los motivó para componer música nueva.

G: Hay un par que ya no podemos tocar hoy en día, otras hicimos una versión nueva, pero el 90 por ciento del catalogo las seguimos tocando. Me las hecho yo en la voz y Armando también apoya, hacía coros desde antes, sólo movimos las piezas un poquito.

M: Hace mucho no disfrutábamos tanto. Esta reconfirugracion nos obligó a buscar otra forma de interpretar las rolas hasta cómo ubicarnos en el escenario, estamos disfrutando mucho el en vivo. Zoell lleva tres años con nosotros, el Gerris (exDirty Karma) está en el bajo. Sentimos que está sonando muy padre, dentro de todo nos ayudó a darnos un segundo aire.

G: A raíz de eso se nos truncó ‘TRE3S’, nos la vimos negras, ¿ahora cómo vamos a tocar todo? Lo solucionamos, nos pusimos fechas: tal día nos vamos a grabar, etc. Trabajamos con estas metas y así nos fuimos. Vamos a hacer el disco, hacer unas en español y echarnos ese reto encima…

Por diferentes circunstancias, Chikita Violenta se ha visto empapado por la cultura y la escena musical canadiense, lo que les ayuda a tener una perspectiva más amplia.

M: Es una cultura muy hermana de la gringa, pero al mismo tiempo hay muchas más coincidencias con México. Es una escena pequeña dentro de un país muy grande y muy disperso. Para hacer una gira en Canadá tienen que manejar ocho horas también, muchas de las adversidades que tienen a nivel banda e industria para poder penetrar el mercado norteamericano son similares. 

G: La diferencia más envidiable está en los apoyos gubernamentales.

M: Locales y nacionales, por provincia sueltan dinero para estimular el desarrollo de la industria.

Ch: La escena canadiense que hoy existe no sería posible si no hubiera estos famosos estímulos. Es una estrategia del gobierno para apoyarla. ¿Por qué están saliendo tantas bandas? Pues porque hay apoyos para meterte a grabar, tener un video, editar discos, irte de gira…

M: Lo bueno de estos programas es que son sistemáticos y están planeados a 20 años. Aquí estamos un poco a expensas de que tal marca le apueste a la música. No es que tengamos que vivir a expensas de los estímulos pero al final del día, si logramos armar una escena sólida y chingona, que bueno, nos curtimos en las condiciones más adversas.

Chikita Violenta / Foto: Daniel Patlán

Chikita Violenta / Foto: Daniel Patlán

Chikita Violenta entró al estudio con Dave Newfeld y ya preparan material nuevo, aunque aún no saben si será un EP o un LP. El regreso del trío llega en un momento en que la escena local tiene una necesidad de hacer las cosas diferentes y no conformarse con lo que hay.

G: Tenemos un bache de material ya terminado que podría conformar un EP, pero igual en el año nos vamos y grabamos más canciones y acaba siendo un LP. Todavía no lo sabemos.

Ch: Estamos bien emocionados además del material que ya sacamos, de volver a los escenarios. Llevamos año y medio intermitente sin tocar en vivo, nos emociona, es una parte importante de la banda.

M: Que chido que se este armando, como banda siempre le hemos entrado a todo. No es un tema de credenciales o no, pero nunca hemos querido jugar un papel que ni nos corresponde, siempre hemos querido ser una banda que toca donde sea y estamos bien abiertos a todo, eso nos ha dado un chorro de satisfacciones. Si hay una parte de la escena que vuelve a encontrar emoción, es el preludio de muchas cosas buenas. Te habla de gente que le da la espalda a esta gran magia de la escena y la lucha de egos, es gente que se quiere juntar en lugares para oír buena música. Difícilmente tocando en casas puedes ser los Strokes pero el hecho de que lo hagan así significa que tampoco es algo que están esperando, te habla de una honestidad chingona.

Background