El pasado 24 de noviembre, la multinacional de electrónicos Best Buy anunció su salida del mercado mexicano luego de 13 años de operaciones; todo esto, debido a los estragos económicos derivados de la pandemia del Coronavirus.

A través de un comunicado oficial, Fernando Silva, presidente de Best Buy México, confirmó que las 41 tiendas de la compañía en territorio nacional irían cerrando paulatinamente, con un retiro total programado para el 31 de diciembre.

A pesar de este trabajo extraordinario (de nuestros colaboradores), los efectos de la pandemia han sido muy profundos y no nos es viable mantener nuestro negocio en México.

Fernando Silva, presidente de Best Buy México.

Así pues, las tiendas de Best Buy México, cuya estadía en el país está a punto de expirar, han comenzado a liquidar todos los productos que aún tienen en existencia; dinámica que se tornó bastante agresiva la madrugada de hoy (3 de diciembre), luego de que cientos de compradores compulsivos colapsaran la tienda web del vendedor.

Los internautas nocturnos no pudieron evitar notar que Best Buy México puso sus consolas Nintendo Switch (con todo y un cartucho de Mario Kart 8 Deluxe) por la ridícula cantidad de $3,599 pesos. Por su parte, las consolas Lite se pusieron en venta por $1,999 pesos; cuando su costo regular es de $5,999.

Títulos como Luigi’s Mansion o Pokemon Shield, cuyo costo habitual ronda los $1,000 pesos, ¡fueron rematados a la mitad de precio!

https://twitter.com/yiyitron2099/status/1334537846322057217

Pese a que los artículos disponibles en línea se agotaron en cuestión de segundos; los ansiosos compradores no se dieron por vencidos y desde las 7 am del día de hoy (3 de diciembre), se han avistado filas kilométricas a las afueras de las sucursales de Best Buy, por lo menos en la CDMX, según el informe de varios usuarios en Twitter.

Fórum Buenavista, Paseo Acoxpa, Encuentro Fortuna y Patio Universidad son algunos de los centros comerciales capitalinos cuyos pasillos lucen atiborrados de personas a la espera de poder llevarse por lo menos uno de los múltiples ofertones de liquidación de Best Buy, antes de que le de el adiós definitivo a México.

¿Y la sana distancia y la pandemia? De eso mejor ni hablamos.