La precuela de ‘Game of Thrones’ de HBO, ‘House of the Dragon’, tuvo su primer gran error técnico en el episodio del domingo (4 de septiembre) por la noche, cuando los fanáticos con vista de halcón detectaron un par de “dedos verdes” que no deberían de haber salido a cuadro.

El episodio 3, titulado “Second Of His Name”, mostró al actor Paddy Considine -quien interpreta al rey “Viserys I Targaryen” en el drama fantástico- llevando un guante con varios dedos verdes, según muestran algunas fotos publicadas en redes sociales.

El “Rey Viserys” supuestamente tiene una misteriosa enfermedad que afecta a los huesos, y los médicos en el episodio 2 le dijeron que era probable que sus dedos tuvieran que ser amputados si la infección se extendía.

Sin embargo, los espectadores no debían ver el guante verde, ya que Considine probablemente lo llevaba puesto para ayudar al equipo de efectos generados por ordenador (CGI) a eliminar digitalmente sus dedos en la edición de postproducción.

El desliz de la serie de HBO Max recordó al infame error del vaso de ‘Game of Thrones’, cometido durante un episodio de la octava temporada en 2019.

En una de las escenas de ‘GoT’, una vaso de café de la cadena Starbucks fue visto en una mesa donde la estrella Emilia Clarke (quien interpretó a “Daenerys Targaryen”) estaba sentada.

Aunque el café errante se borró digitalmente para las emisiones posteriores, la metida de pata se hizo tan memorable como la propia ‘Game Of Thrones’ en la cultura pop.

Los fans sugirieron que la culpa era de Sophie Turner, pero más tarde se clarificó que fue la propia Clarke la responsable del penoso incidente.

En su momento, HBO aprovechó las críticas de los fans y manejó la situación de manera irónica tuiteando: “Noticias de Winterfell. El café con leche que apareció en el episodio fue un error. Daenerys había pedido un té de hierbas”.