Foto: Daniel Patlán (@folkmetender) | Texto: Fabricio Tomé (@fabriciots)

Después de varios meses de confirmado el rumor de que vendrían a nuestro país y, de ver pasar muchos conciertos interesantes en este último trimestre del año, finalmente llegó uno de los más esperados: LCD Soundystem, agrupación liderada por James Murphy, quien además es co-fundador de DFA Records; semillero de múltiples bandas que esta década han logrado lo impensable.

Tras haberse presentado en Guadalajara, la banda dejó a la Ciudad de México como la elegida para cerrar su gira Plays live music 2010, donde promocionó en gran parte su más reciente producción This Is Happening, con el que han puesto a bailar a miles de fans.

El público fue citado a las 20:00 horas en el Infield del Hipódromo de las Américas de esta capital, para presenciar a un gran cartel. El warm up, que además era necesario en una noche tan fría, fue ejecutado por el DJ Set de Shit Robot, aunque Kinky fue el verdadero heat de la primera curva de la noche, quien subió al escenario alrededor de las 21:00 horas, ante un público que los aclamaba con un entusiasmo poco visto hacia los grupos teloneros.

Comenzaron con “Mirando de Lado”, seguido del cover de Wall of Voodoo’s “Mexican Radio”, también para todos los nostálgicos que probablemente recuerdan su primer beso, interpretaron “Soun Tha Mi Primer Amor” incitados por Gil que de inmediato se echó a la bolsa al público chilango; no pudieron faltar las más amadas y odiadas: “Hasta quemarnos” , “Coqueta”,  “Ejercicio #16” , “Marcha atrás” “Cornman”  y por último “A dónde van los muertos”.

Todas las apuestas indicaban que el favorito de la noche era LCD Soundsystem, a quien tuvimos que esperar alrededor de media hora mientras nos hacíamos harakiri con unas cervezas al tiempo (o sea bien frías). Los gritos nos dejaron adivinar a los que estábamos por las letrinas, que el favorito arrancaba oficialmente. Todos dejamos las ganas atrás y corrimos hacia adelante al ritmo de su primera canción: “Dance Yrself Clean ‘, seguido de otras como ‘Drunk Girls’, ‘Get Innocuous!’, ‘Daft Punk Is Playing At My House’, que puso a bailar hasta a los que terminaron ahí por accidente. También nos hicieron despegar los pies del pasto artificial con ‘I Can Change’, ‘All My friends’, ‘Tribulations’, ‘Movement’ y ‘Yeah’. Todos los temas fueron interpretados de manera impecable.

La recta final llegó después de la medianoche con ‘Someone Great’, ‘Losing My Edge’ y ‘Home‘; a dónde seguramente regresarán para unas merecidas vacaciones.

El after oficial fue en el Club Social Rhodesia, que intentó recibir a los cientos de fans que se desplazaron hasta la colonia Roma; los que lograron entrar pudieron convivir con James Murphy, así como con los integrantes de Blonde Redhead que fueron vistos bailando y calentando para su show en el Teatro de la Ciudad.