Texto: Germán Sánchez (@mr_mutante)

Hace diez años, en el año 2000, la vida distaba bastante de cómo es hoy en día. No existían  iPod’s y con esto me refiero a que tampoco existía en el mercado ningún otro tipo de reproductor de MP3. La oferta era casi nula, iPod fue pionero. En el cielo neoyorkino aún se erguían orgullosos dos monumentales falos representativos del poder económico yankee. Juan Pablo II se mantenía como monarca soberano de la ciudad del Vaticano. Metallica protagonizaba un lucha encarnizada contra Napster por el hecho de que a través del peer to peer se pudiera compartir gratuitamente su música en formato digital (ahora NIN y Radiohead la utilizan como principal plataforma para distribuir su música). Y si, bandas como Interpol, The Strokes y Yeah Yeah Yeah’s simplemente no existían (al menos mediáticamente hablando). Sin embargo, otras bandas hacían lo propio y, sin importar, si hubiese o no reproductores portátiles de música, si el imperio estadounidense estuviera al borde del colapso (literalmente) o si Metallica quedara como una “niñita” ante su propios fans, nos brindaron colecciones auditivas emocionales que se mantendrían en nuestro pabellón auricular, ahí entre el martillo y el yunque a lo largo de estos diez años y, muy posiblemente, para la posteridad.

AIRThe Virgin Suicides.

Jean Benoît Dunckel y Nicolas Godin se encargaron en su totalidad del score para la ópera prima de Sofia Coppola. Un trabajo excelso de electro soft pop de la más alta costura.

At The Drive-InRealtionship of Command

Antes de existir The Mars Volta y Sparta, Cedric Bixler y Omar Rodríguez formaron parte de esta banda que por muchos seria considerada como la mejor banda de progressive rock. En el año 2000 nos entregaron su mejor y último álbum.

ColdplayParachutes

Si bien ahora a Chris Martin y compañía se les considera como los herederos de U2 (pero el reciente aborrecible, no el contestatario de los 80’s), a inicios de este milenio, este cuarteto británico se presentaba al mundo con este melancólico y genial disco debut.

DeftonesWhite Pony

La banda californiana liderada por Chino Moreno llegaba a la cumbre con su tercera producción. Un álbum que envuelve al espectador entre atmósferas oscuras y esquizofrénicas con una potencia desgarradora de furia. Sin fecha de caducidad, es vigente hasta nuestros días.

GoldfrappFelt Mountain

La dulce voz de Alison Goldfrapp nos cautivó desde su debut con Felt Mountain. Un disco sublime, etéreo y delicioso en texturas electrónicas que profanaría los oídos más recios y renegados con “Utopia”, “Human” y “Lovely Head”.

OasisStanding on the Shoulder of Giants

Al final del día, se cumpliría lo que miles de tabloides británicos divulgaron como la definitiva separación de los Gallagher y en el camino nos dejarían este álbum que según los expertos es una de sus obras más flojas.

OutkastStankonia

Con las rimas de “Ms. Jackson” y toda la actitud festiva de “B.O.B.”, André 3000 y Big Boi inundaron aquel dos mil de buen hip hop. ¡Todos a bailar que esta Outkast in da house!

RadioheadKid A

Para Radiohead, este era un gran paso por dar, significaba desengancharse del extraordinario OK Computer para continuar su evolución musical. Con Kid A lo lograrían y marcaría al mismo tiempo el nuevo y experimental derrotero del quinteto de Oxford.

The White StripesDe Stijl

El dúo de las franjas blancas con su segundo disco de estudio, comandado por el que muchos es considerado como el nuevo geniecillo musical de este lado del charco Jack White, se hallaba en pleno ascenso a punto de explotar como la banda tan reconocida que ahora es.

Por último, dejamos este espacio para que ustedes mismos concluyan esta lista. ¿Cuál disco del año 2000 incluirían aquí?