Como parte de su estrategia en la cual buscan hacernos la vida más fácil y óptima (y de dominar el mundo), Google ha publicado en el blog de su sistema operativo Chromium la introducción de un nuevo formato digital para imágenes llamado WebP. Esto con la finalidad de ofrecer sitios web más rápidos a los usuarios ya que este nuevo formato conservará la calidad original de las imágenes sólo que su peso será 40% menor. Por supuesto, este nuevo formato (tentativamente) sustituirá eventualmente el tradicional formato JPEG. No se asusten, un sitio con 40% menos en el peso de sus imágenes -obviamente- abrirá más rápido y podrán consultar cada vez más contenido en menos tiempo.