El cine de zombis surgió en la década de los treinta como reflejo del folclore y las leyendas haitianas asociadas a la magia negra y el vudú. Dichos tipismos llegaron al público estadounidense de la mano de William Buehler Seabrook quien en su libro, The Magic Island (1929), relataba sus experiencias en Haití. Entre los ritos recogidos por Seabrook se encontraba uno mediante el cual un hechicero podía, supuestamente, revivir a los muertos y privarlos de voluntad para hacerlos trabajar a su antojo. El 10 de febrero de 1932 se estrenó en Broadway una obra teatral de Kenneth Webb titulada Zombie, basada en la novela de Seabrook.

La puesta en escena de Webb no duró mucho en marquesinas; sin embargo, Víctor y Edward Halperin, dueños de una productora de cine, rescataron las premisas de la obra y la convirtieron en un guion cinematográfico. Así nació ‘White Zombie’, la primera película de zombis de la historia.

Las cintas del subgénero que siguieron redundaron una y otra vez en el mismo tema: Un villano posee una legión de zombis que trabajan para él, y que son el instrumento para sus siniestras intenciones. 

1968 marcó el comienzo de una nueva era para el género con el nacimiento de la icónica ‘Night of the Living Dead’ (‘La noche de los muertos vivientes‘) de George A. Romero. Rodada en blanco y negro en película de 16 mm; con un minúsculo presupuesto de $114.000 dólares y una escuadra de actores no profesionales -familiares y amigos del propio Romero-; la cinta se convirtió en un clásico inmediato, y su director en personalidad de culto.

Ya para la década de los ochenta, el género zombie se había instalado con firmeza en el imaginario de la cultura pop internacional. Basta con recordar el video oficial de Michael Jackson para “Thriller” (1983), considerado como el mejor de todos los tiempos.

Franquicias multi-formato como Resident Evil; series televisivas como ‘The Walking Dead’; animes tales como ‘Highschool of the Dead’; y títulos de la pantalla grande como ’28 Days Later’, ‘Shaun Of The Dead’, ‘Planet Terror’, ‘Soy Leyenda’ y hasta ‘Zombieland’, han aportado al género zombi contemporáneo que aún hoy en día goza de cierta popularidad; pese al monopolio que representan otras franquicias, como las de superhéroes, por ejemplo.

Homenajeando la intemporalidad del cine zombie, el portal especializado Collider ofreció recientemente su lista con las 21 mejores películas que ha parido el género. Te compartimos el Top 10 a continuación. Para ver la lista completa puedes visitar este enlace.

‘The Serpent and the Rainbow’– 1988, Wes Craven

Wes Craven se dirige a Haití para esta inquietante historia de posesión vudú, con Bill Pullman al frente como el estadounidense supersticioso que estudia un caso de posesión que convierte a las personas en zombis”.

‘Re-Animator’– 1985, Stuart Gordon

“Simplemente no hay suficientes adaptaciones cinematográficas de calidad de H.P. Lovecraft que funcionen hoy en dúa. Una de las mejores es esta historia, tomada del cortometraje de terror de principios de la década de 1920 de Lovecraft, “Herbert West – Reanimator”. Este cuento fue uno de los primeros casos de zombis como cadáveres reanimados científicamente impulsados por necesidades primarias”.

‘Zombi 2’– 1971, Lucio Fulci

“Zombi 2 no es realmente una secuela. En un truco de marketing, fue anunciada como una semi-secuela de ‘Dawn of the Dead’ de George Romero, pero más allá de los espectaculares efectos zombis, los dos en realidad tienen muy poco en común, narrativa o tonalmente”.

‘Zombi 2’ sigue a Anne Bowles (Tisa Farrow), una joven que se dirige a una isla remota para ayudar a su padre enfermo, sin saber que la tierra está bajo una maldición vudú que devuelve la vida a los muertos”.

‘Dawn of the Dead’-2004, Zack Snyder

“Antes de ‘Man of Steel’, ‘Watchmen’ o incluso la fama de ‘300’, Snyder entregó un aterrador relato modernizado del original de 1978 de Romero con el mismo nombre. ¿El aspecto más memorable de la versión de Snyder? Zombies rápidos. Son aterradores”.

‘The Return of the Living Dead’– 1985, Dan O’Bannon

“¡Sangre y sesos!; ‘El regreso de los muertos vivientes’ es la triple amenaza de las películas serie B de zombies, y es sin duda lo más divertido que podrás experimentar con los muertos vivientes”.

“Después de que un par de empleados de un almacén médico liberaran accidentalmente un gas tóxico en un cementerio cercano, los muertos regresan a la vida de una manera macabra y espeluznante con un hambre insaciable de cerebros”.

‘Braindead’, a.k.a, ‘Dead Alive’– 1992, Peter Jackson

“‘Dead Alive’ juega abiertamente con uno de los conceptos más preciados del horror, la represión, y cuando el amor de Lionel (Timothy Balme) por una chica local ya no es reprimido por su madre controladora (Elizabeth Moody), salen las criaturas en descomposición parecidas a zombies para actuar como una horrible expresión del malvado control de mamá”.

’28 Days Later’– 2002, Danny Boyle

28 Days Later re-definió la estética zombi de una generación de cineastas. Dirigida por el ganador del Oscar, Danny Boyle, a partir de un guión del brillante escritor de ciencia ficción Alex Garland; ’28 Days Later’ escandalizó a los puristas zombis de la manera equivocada al principio”.

“Por un lado, técnicamente no eran zombis, sino humanos infectados con un virus y, como resultado, se movían demasiado rápido. Los puristas se burlaron, pero el público de todo el mundo descubrió un nuevo enfoque del amado género que no solo ha perdurado, sino que se ha convertido en una de las entradas modernas más influyentes”.

‘Night of the Living Dead’– 1968, George A. Romero

Night of the Living Dead no fue la primera película de zombies, dista de esa posición. Pero sí fue la primera en dejar atrás las raíces tradicionales del vudú, fue más allá en el uso de la radiación atómica (más o menos), y acabó con las invasiones alienígenas para darnos la versión moderna de los zombis como cadáveres reanimados que tienen hambre de carne”.

“Durante los últimos 50 años y contando, ese es el modelo a partir del que se han construido las historias de zombis en todos los medios, incluidas las propias secuelas de Romero“.

‘Shaun of the Dead’– 2004, Edward Wright

“Cuando se trata de promover el género de películas de zombies, ésta se destaca entre la multitud. Es a la vez una carta de amor de sangre caliente a la historia de las películas de zombies, y una frío guiño que se mofa de esas mismas películas. Muchos la consideran como la mejor comedia de zombis que existe en la actualidad”.

‘Dawn of the Dead’- 1978, George A. Romero

Dawn of the Dead es una secuela de terror en todos los sentidos, más grande y sangrienta que su antecesora, pero mantiene el compromiso de Romero con los comentarios sociales penetrantes, esta vez abordando la lujuria insaciable del consumismo estadounidense”.

“También está repleta hasta el borde del ojo experto de Romero para la violencia visceral representada con efectos gore de primera clase de la vieja escuela, provistos por Tom Savini. El legendario artesano de la carnicería que trasplantó su experiencia como fotógrafo de combate en Vietnam a una carrera dedicada a la creación en pantalla”.