Manifestantes salieron a las calles en Barcelona y Girona en la región de Cataluña, al noreste de España el martes (18 de febrero) por la noche, luego del dramático arresto del rapero Pablo Hásel suscitado durante ese mismo día; según informa BBC.

Hasél y sus seguidores se atrincheraron al interior de la Universidad Lledia, en la capital de la provincia cercana a Barcelona, ​​desde el lunes (17 de febrero) después de que expirara su plazo para entregarse tras la condena que le imputaron por un caso de libertad de expresión.

El martes, la policía antidisturbios catalana irrumpió en la universidad y detuvo al activista. El video del arresto muestra a un Hasél desafiante gritando:

“¡Nunca nos vencerán! Nunca nos vencerán, resistiremos hasta que salgamos victoriosos”.

Pablo Rivadulla Duró, conocido artísticamente como Pablo Hasél, es un rapero español de 33 años de edad quien en mayo del 2020 fue acusado por la Corte Suprema de España de difamación, calumnia contra la monarquía española y apoyo al terrorismo, luego de una serie de mensajes en redes sociales. Fue sentenciado a 9 meses de prisión.

La sentencia de 70 páginas de la Corte indica que el rapero publicó tuits de 2014 a 2016 “que denigraban a varias instituciones y al mismo tiempo dedicaba frases glorificando a ciertas personas condenadas por terrorismo”.

Manifestaciones violentas se registraron la noche del martes. Seguidores del rapero quemaron varios contenedores de basura y arrojaron piedras y material pirotécnico a la policía local. También se dijo que un grupo de personas incendió un banco en Girona, y que otros más eliminaron varias señales de tránsito.

Hasta el momento, 14 personas han sido detenidas por estos incidentes; y 15 civiles y cinco Mossos d’Esquadra han terminado con heridas tras el enfrentamiento entre defensores de Pablo y la autoridad. Se sabe que las fuerzas policiales usaron de balas de goma contra los protestantes.

Mientras tanto, Amnistía Internacional España condenó el encarcelamiento de Hasél, tildándolo como injusto. La organización no gubernamental tuiteó:

La nota de prensa de la Corte Suprema, haciendo referencia a la sentencia de Hasel, afirma que “la libertad de expresión tiene sus límites” y “está condicionada por otros derechos y demandas constitucionales”.