Al actor Bruce Willis se le pidió que abandonara una farmacia el día de ayer, lunes 12 de enero, luego de que se negara a usar cubrebocas, de acuerdo a un informante del sitio Page Six.

El espía dijo que el personal del establecimiento se molestó porque Willis, de 65 años, no llevaba una máscara/cubrebocas, a pesar de tener un pañuelo alrededor de su cuello, que podría haber levantado fácilmente. La estrella de Die Hard, que fue fotografiada en la tienda sin una máscara, se retiró de la tienda sin hacer su compra.

El condado de Los Ángeles, epicentro de la crisis del Coronavirus en California, ha superado las 10,000 muertes por COVID-19. Willis pasó gran parte de la pandemia en cuarentena con su ex esposa Demi Moore y sus hijos Scout, Rumer y Tallulah, en la casa de la familia en Idaho.

Y luego de la controversia mediática, el histrión aseguró que todo se trató de un “error de juicio”, en declaraciones para la revista People. Agregó:

“Manténganse seguros todos y sigamos enmascarados”

El año pasado, el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, ordenó el uso obligatorio de cubiertas faciales en todo momento fuera del hogar para ayudar a combatir el Covid-19, con ciertas excepciones, incluidos niños menores de dos años y personas con ciertas discapacidades. Mucha gente reaccionó al incumplimiento de Willis de la regulación en Twitter, y algunos lo etiquetaron como “Covidiota”.

https://twitter.com/CamJunior1972/status/1349114213621489671