Si pensabas que los gringos solamente perdían la cabeza en los descuentos del “Black Friday“, deberías verlos en los días antes de Navidad, y es que con el poco abasto de consolas, videojuegos y demás formatos físicos que miles de fábricas alrededor del mundo han tenido que pausar por los semáforos rojos del COVID-19, las tiendas realmente apenas han logrado vender el poco stock que tienen y esto tiene vuelta loca a la gente.

Tal es el caso del PS5 y ahora que se ha agotado definitivamente incluso en Amazon, la gente sólo puede recurrir a asistir a tiendas Best Buy (que por cierto ya no existen en México) para comprar la nueva consola y cumplir con los regalos de “Santa Claus“.

Eso ha generado roces entre la gente como el de una mujer quien en una de las tiendas ya mencionadas, recurrió a la violencia para poder garantizar quedarse con su PS5.

¿El problema? La terminaron noqueando a ella y corriendo a la otra persona con quien conflictuó, quedando tirada en el piso y sin rastro de su PS5.

Algunas personas no entienden, pero con todo esto de la pandemia, si quieres comprar algo lo más probable es que simplemente debas de esperar.