Un 25 de agosto, pero de 1997, Rare Ltd. y Nintendo cambiaron permanentemente la industria de los videojuegos al lanzar GoldenEye 007; el primer juego de disparos en primera persona basado en la exitosa película de James Bond de 1995 del mismo nombre, protagonizada por Pierce Brosnan.

Adaptando libremente el largometraje dirigido por Martin Campbell, GoldenEye entregó un tipo de experiencia nunca antes vista en las consolas. Si bien el género había sido popular en PC, GoldenEye demostró que los shooters en primera persona pueden encontrar un mercado en las consolas. Debido a las licencias involucradas, el juego nunca se ha portado a sistemas posteriores, pero GoldenEye sigue siendo increíblemente popular entre los jugadores.

El clásico instantáneo presentaba la campaña de un jugador en la que se asumía el papel del agente del Servicio Secreto de Inteligencia Británico, James Bond, mientras luchaba para evitar que un sindicato criminal utilizara un arma satelital contra Londres, desatando un colapso financiero mundial.

Y en el marco de su 23º aniversario, usuarios en Twitter no pudieron dejar pasar la ocasión y recordaron a GoldenEye 007 como la leyenda que es: