La mañana de hoy (23 de junio), la capital mexicana despertó aterrada por un perceptible sismo, de magnitud 7.5, y que de acuerdo a la información del Servicio Sismológico Nacional, tuvo su epicentro a 23 kilómetros al sur de la localidad de Crucecita, Oaxaca.

Momentos después del movimiento telúrico -que le sacó un buen susto a todos los chilangos- la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, informó a través de sus redes sociales que el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México continuaba realizando actividades protocolarias, y que afortunadamente, se han reportado incidentes menores como la caída de algunas bardas.

Y es que el imaginario colectivo capitalino aún está muy herido por los acontecimientos del sismo del 2017, pero afortunadamente, en esta ocasión no tenemos muertes que llorar y podemos calmar el corazón y mente con una buena dosis de memes para sobrellevar la difícil etapa de contingencia sanitaria global, ahora, ensombrecida por un desafortunado temblor.