Mucho se ha discutido recientemente sobre las nuevas tendencias y evolución del lenguaje, sobre todo, cuando de lenguaje inclusivo se trata. Aquel que ha sustituido la predominancia de vocablos masculinos para referirse a determinado grupo de individuos, principalmente, abogando por la diversidad sexual, y también, para visibilizar la lucha feminista y reconocer el valor de la mujer dentro de la sociedad, pero a todo esto, la RAE le ha puesto tremendo freno de mano.

En un nuevo manual de estilo orientado a la comunicación digital, la Real Academia Española se ha negado tajantemente a utilizar expresiones como “todes”, “todxs” o “[email protected] tildándolas de innecesarias, dado que “el uso de palabras masculinas puede también abarcar vocablos femeninos en ciertos contextos“. De igual manera, la RAE se niega a la duplicación de términos como “los mexicanos y las mexicanas”.

Continuando con la evolución del lenguaje, principalmente el digital, la Real Academia ha dado el visto bueno a abreviaturas como tqm (para el término te quiero mucho), el uso de ‘yutubero’ en vez de youtuber, ‘guasap‘ en lugar de whatsapp, ‘tuit’ en lugar de tweet y ‘jáquer‘ en lugar de hacker, vocablos que definitivamente tienen una notoria influencia castellana y que nada tienen que ver con la manera en la que se habla el español en Latinoamérica, por ejemplo.

De cualquier manera, la RAE asegura que su libro plantea usos, más no impone ni pontifica.

Miembros del comité de la RAE