Texto: Marisol Martinez

El año de 1998 definitivamente fue una cosecha impresionante de temas y discos que hoy, son considerados como legendarios a 20 años de su lanzamiento. Mientras que muchos venían saliendo de la onda expansiva que el grunge de Nirvana había dejado con su última producción de estudio (‘In Utero’, 1993), y otros más trataban de reubicarse después de la baja en popularidad de sonidos derivados del hip hop como el g funk o el boom bap, la escena musical internacional necesitaba desesperadamente una bocanada de aire fresco, algo que no sonara a Lauryn Hill, y que y que terminantemente, no se pareciera Aerosmith. Eso que necesitaban, lo encontraron en Garbage. 

Butch Vig, visionario y creativo musical detrás de obras del calibre de ‘Nevermind‘, ‘Siamese Dream’ de The Samshing Pumpkins o ‘Dirty‘ de Sonic Youth decidió dar un giro de 180 grados a su ya prolífica carrera y comenzó a darle forma a un sonido lo suficientemente áspero para no parecerse a The Cardigans, y con  la justa medida de rock alternativo para no ser The Cranberries. 

“Parte de la razón por la que empecé Garbage era que para el momento en que había hecho ‘Nevermind’, había grabado, -lo juro por Dios-, 1,000 bandas que solo eran guitarras, bajos y batería. Estaba leyendo sobre todos estos otros discos por los que me entusiasmaba mucho, como Public Enemy usando un sample en el estudio, y simplemente decidí que quería dar una vuelta en U.

Después de ello contrataron a Shirley Manson, una promesa del underground escocés de 29 años de edad a quien descubrieron a través de MTV y que audicionó (2 veces) para ser la voz principal del proyecto. Su aire rebelde, su acento extranjero y su presencia arriba del escenario hicieron que se quedara con el puesto.

El resto es historia. 

Después de alcanzar bastante notoriedad con su álbum homónimo debut, Garbage se coronó como el grupo preferido entre los adolescentes de la década tardía de los noventa por la dualidad de sensibilidad y rabia en su lírica, sumado al alto nivel de producción de cada uno de sus temas.

No es ninguna coincidencia que el sonido de la banda se percibiera mucho más pulido que otras que rondaban la escena. Recordemos que así como Vig, Steve Marker Duke Erikson también son productores y poseen una amplia trayectoria musical que respalda su trabajo antes y después de Garbage.

“No diría que Version 2.0 fue el álbum que definió nuestro sonido, en realidad creo que eso habría de pasar algunos cuantos años después, pero definitivamente sí delimitó la estructura musical con la cual nos sentíamos más cómodos tocando arriba y abajo del escenario”.

Por otro lado, Shirley se erigió como una figura totalmente distinta a lo que los grupos con vocalistas (femeninas) deberían de ser, hacer o decir, las letras que compuso en aquella década lo comprueban.

“Do you have an opinion?
A mind of your own?
I thought you were special
I thought you should know
But I’ve run out of patience
I couldn’t care less”- Special.

Canciones que no hablaban estrictamente de un romance ideal o de rupturas dolorosas y que en cambio ofrecían una idea más humana y racional de lo que le sucede a una mujer en la plenitud de su vida, con caídas y raspones, pero también, con aprendizaje y madurez.

‘Version 2.0’ se convirtió en un parteaguas dentro de la carrera de Garbage y alcanzó el número uno en las listas de Reino Unido y el puesto número 13 en Estados Unidos. Fue nominado al Grammy en las categorías Álbum del Año y Mejor Álbum Rock, y a veinte años de su lanzamiento, sigue siendo tan vigente como en la primavera del 98.

Tocar nuevamente Version 2.0 de principio a fin ha sido redescubrirlo en su máxima expresión. A decir verdad, creo que ninguno de los cuatro se había sentado a escuchar el disco en 20 años y valla que ha sido una experiencia. 

Durante los ensayos han surgido algunos B Sides que tuvimos arrumbados cerca de dos décadas y que hemos incluido a la gira de aniversario del material”. 

“Siempre hemos tenido una conexión especial con México que no sabemos cómo explicar, pero que nos encanta. Tratamos que la gira de aniversario de ‘Version 2.0’ visitará más lugares del continente, Sudamérica en especial, pero por varias razones no se pudo concretar. México siempre será nuestra única constante”. 

Lo que dicen es verdad. Garbage se ha presentado en distintos festivales del país como Vive Latino en el 2015, Festival Coordenada en el 2017 y también a lado de Blondie en un legendario concierto ofrecido en el Palacio de los Deportes como parte de la gira internacional ‘Rage and Rapture Tour’. 

Este 2018 vuelven al país ( a CDMX y Querétaro, para ser más exactos) para que  “Push It”, “I Think I’m Paranoid” o “When I Grow Up” suenen imponentes a 20 años luz de su creación.

Les pregunto si tienen alguna canción preferida de su segunda placa o que a la distancia, hayan re-descubierto al calor de lo ensayos y la adrenalina de salir nuevamente de gira.

“Es una pregunta difícil, pero definitivamente tocar de nuevo “Wicked Ways’ con toda esa energía que yace en la voz de Shirley y el protagonismo de la guitarra dentro de la composición ha sido emocionante”.