Según declaraciones de Pussy Riot, los médicos del hospital Charité Universitätsedizin Berlin han confirmado que Peter Verzilov fue envenenado. El activista fue hospitalizado tras desmayarse después de acompañar a Verokika Nikulshina a una audiencia. El colectivo asegura que Verzilov todavía sufre de amnesia, mareos y confusión, pero se encuentra en estado de recuperación.

Verzilov fue uno de los cuatro miembros de Pussy Riot encarcelados después de invadir la cancha durante la final de la Copa del Mundo 2018. Fueron condenados a 15 días de prisión y se les prohibió asistir a eventos deportivos durante tres años.