Texto: Kika Cantú / Fotos: Leticia Menéndez

El festival MtyMx con sede en los Autocinemas Las Torres culminó y tres días llenos de música, arte, confusión y público frustrado lo describen muy bien. El evento organizado por Todd P en colaboración con Yo Garage comenzó el sábado 20 de marzo con cuatro horas de retraso, pues lo que se suponía debía comenzar a las 11 del día, dio inicio alrededor de las 3 de la tarde. Las pocas personas que presenciaron el arranque del evento fueron testigos de una obvia desorganización, ya que en un principio las instalaciones ni siquiera contaban con energía eléctrica, los escenarios lucieron austeros y ni hablar de los cambios en los horarios de las presentaciones. De igual manera, los ingenieros de audio parecieron no estar preparados ya que las primeras bandas en subir al escenario hicieron constantes paradas para solicitar cambios en el sonido. Entre el público del evento se pudo distinguir un número importante de extranjeros, mientras que los mexicanos formamos una minoría al momento de contabilizar a los asistentes.

Sin embargo, el propósito inicial del evento se cumplió durante los días restantes del festival (domingo y lunes) y llegada la hora de subir al escenario, las bandas hicieron su máximo esfuerzo para satisfacer a un público exigente. Para muestra se pueden mencionar bandas como Explode Into Colors, The Coathangers, Teengirl Fantasy, Kria Brekkan, Das Racist, Los Planetas, Dan Deacon, Jóvenes y Sexys, Lemonade, Neon Indian, Liars, entre otros. Dentro de las bandas mexicanas figuraron Quiero Club, Lázaro Valiente, Alexico, Los Fancy Free y Antoine Reverb, quienes se hicieron notar por sus actuaciones llenas de dinamismo, color y una diversidad de sonidos que complacían a los oídos más minuciosos. Por supuesto, no todo fue miel sobre hojuelas, un número importante de presentaciones se cancelaron, entre ellas las de Fucked Up, Talk Normal, Toro Y Moi, Chikita Violenta, No Age y demás bandas. Por otro lado, hubo bandas que hubiera sido mejor que no llegaran al festival como Los Margaritos, Yo Linares, White Ninja, y Weat Hair.

La seguridad y el tema de la delincuencia en la ciudad de Monterrey pareció tener cierto impacto en el evento, debido a esto, rumores  sobre algunas bandas que prefirieron curarse en sano y no pisar tierras regias tomaron posesión de Twitter y de medios electrónicos. Por otro lado, los que decidieron aventurarse con el espíritu del rock & roll tuvieron problemas en la frontera o retrasos en sus llegadas. Los que asistimos al evento pudimos disfrutar de una diminuta muestra de arte y algunos puestos con artículos a la venta, así como un área de comida.

Definitivamente la intención de los organizadores fue buena al tratar de crear un espacio para la música independiente pero, como en toda primera edición de un festival de este estilo, es necesario aprender de los errores con una postura madura y realista para que en las próximas ediciones podamos disfrutar sin remisión alguna de un buen festival de música y arte para todas las edades.