El ligue cuando tienes 20 es muy distinto a cuando tienes 30. Desde las citas, los intereses y el nivel de compromiso, todo cambia con el paso del tiempo. ¿Lo has notado? Ve la lista de las diferencias y dinos qué opinas.

Mira el primer trailer de ‘Batman v Superman: Dawn Of Justice’

1. Cómo lo/a conoces

Cuando tienes 20, lo más probable es que se conozcan en una fiesta, antro o bar por el amigo del amigo.

Cuando tienes 30, haces tu perfil en todos los sitios de citas en Internet y le pides a tu amigo/a que te presente a alguien (cita a ciegas).

2. La primera cita

Cuando tienes 20, la primera cita es ir a la misma fiesta (por separado pero juntos, ¿entiendes?) o por drinks. Así si no funciona la cosa no es tan incómoda.

Ir a cenar, tomar una copa de vino y tener una conversación sobre la vida. No hay que perder el tiempo.

3. La compatibilidad

A los 20 con que vayan a las mismas fiestas, tengan el mismo grupo de amigos o les guste la misma música es suficiente.

A los 30 necesitas alguien que comparta tus valores, intereses y propósitos en la vida. Qué clavado, ¿no?

4. Qué buscas

A los 20 buscas divertirte, si se da algo serio pues qué bien, sino no importa tanto: hay muchos peces en el mar.

A los 30 buscas algo más serio porque sinceramente el reloj sigue andando y tú no te estás haciendo más joven.

5. El rol que juegan tus amigos

A los 20, tus amigos tienen que aprobar tu ligue porque sino, qué horror.

A los 30, no te importa tanto lo que piensen (aunque al final siempre acaban teniendo razón).

6. El físico

A los 20 buscas cuerpazo, perfil de dios griego y ojos increíbles. Si eres chico, que esté buenísima.

A los 30 buscas que esté moderadamente guapo/a, que no tenga panza chelera (que al parecer es mucho pedir) y que mínimo haga tantito ejercicio.

7. Ligar en lugares públicos

A los 20, si alguien te saluda en un bar o antro, le sigues la plática e incluso puede haber un par de besos (o más), tal vez te pida tu teléfono pero sabes que existe la posibilidad de que eso no suceda.

A los 30, si alguien se te acerca en público lo ves con un poco de cinismo y si no ves intenciones más allá de un agarrón, lo mandas a volar.

8. El sexo

A los 20 te da cosita pero lo haces, aparte si no vives solo tienes que estar al pendiente de que no lleguen tus papás o de plano irte a un motel.

A los 30 sabes lo que quieres… Y lo haces como quieres y cuando quieres.

9. Tinder

A los 20 le das like a cualquier guapetón/a que se vea tantito interesante… Total es sólo diversión, ¿no?

A los 30 tienes tu perfil súper específico y cualquier persona que se vea aunque sea tantito inmadura, inestable, ridícula, demasiado “chistosito/a”, que tenga fotos en la peda, se pase de forever, tenga un gato, fotos con su mamá, demasiado sonriente, demasiado serio, poco activo, demasiado deportista, poco interesante… Pues no, TACHE.

10. Qué haces si no te contesta

A los 20 te deprimes, lo stalkeas, le preguntas discretamente a sus amigos…

A los 30 te enojas y lo/a mandas a la fregada. No tienes tiempo para niñerías.

¿Qué opinas? ¿Se te ocurre algo más?