¿Cuál es la razón por la que no tenemos el sexo tan placentero que imaginamos? Nosotros mismos. Así lo ha revelado el estudio que realizó Seth Stephens-Davidowitz para el New York Times con base en la información acerca de lo que los hombres y las mujeres buscan en Google y la verdad es que toda esa información apunta a que nos sobre preocupamos por los que nuestras parejas piensan de nosotros. Todo esto sin saber que en realidad no es prioridad tener el pene más grande de la historia. En serio, las mujeres no buscan eso, las mujeres suelen preocuparse por otro tipo de situaciones.

También te puede interesar: “El grupo de hackers más famoso del mundo se robó las redes sociales de Taylor Swift”

Y la realidad es que a los hombres no les ha quedado claro que “El tamaño no es lo que importa”, ese dicho urbano de gran popularidad les importa un pepino y lo único que hacen cuando están frente a una computadora – y sus amigos no están ahí para presenciarlo- es buscar si su pene es muy pequeño para satisfacer a una mujer. Incluso, ya hay un documental en Netflix acerca de un hombre que viaja al rededor del mundo para resolver esa duda trascendental en su vida llamado Unhung Hero Así es, puedes pasar tu vida preguntando si tu pene es de escala bíblica o ser tú mismo en la cama sin necesidad de responderte esa pregunta para alimentar tu confundido ego.

Y es aquí en donde llegamos a la mayor de las contradicciones de la humanidad; por una parte los hombres se preguntan cómo durar más sin venirse y las mujeres se preguntan por qué los hombres duran tanto sin venirse. ¿Pueden entenderlo?

Este problema es claramente de comunicación entre parejas y no hay más solución que hablarlo y ser tu mismo en la cama, durarás lo que tengas que durar y te medirá lo que te mide en esto momento. No hay manera de cambiar eso, lo que puedes cambiar es disfrutarlo mientras lo haces.

Via Mic