Todos los años (sin excepción) sucede exactamente lo mismo en torno al festival Coachella. Los rumores sobre bandas participantes comienzan desde septiembre, agosto y hasta julio mientras que el cartel que definirá la edición del año siguiente cobra forma conforme avanzan los días. Parecemos niños en espera a que llegue Navidad. Nuestras expectativas se elevan hasta el cielo y nos hacemos caprichosos hasta las uñas en un circulo vicioso que, en tiempo, abarca un año completo. Pedimos lo imposible (David Bowie) y soñamos con la actuación de la banda que dejó de tocar hace 10 años.

Sin embargo, justamente estamos en la transición de una brecha generacional en la que nuevos artistas (o, al menos los nuevos artistas de hace 5 u 8 años) son considerados de los más influyentes del mundo musical y a veces nos cuesta trabajo comprender estas transiciones. Para la edición de Coachella Valley Music & Arts Festival 2010, el cartel cuenta de manera oficial con Muse, Jay-Z y Gorillaz como headliners y la reacción de muchos veteranos del festival fue de completa inconformidad. No es nada parecido a las reacciones como cuando anunciaban a Tool tras un regreso a los escenarios después de casi 6 años, la reunión de Rage Against The Machine, las presentaciones de Radiohead, The Cure o Nine Inch Nails, actuaciones poco vistas en un medio sin tanto internet de bandas como Death Cab For Cutie, Daft Punk, Aphex Twin, Beck y muchos, muchos más. Sin embargo, Coachella es un festival consolidado, es decir, el más consolidado de los Estados Unidos y del continente americano a pesar de que la mayoría de los artistas que están en el line up oficial ya han sido parte del festival (y unas cuantas más de una vez).

Lo que es claro es que, desde hace un par de años, Coachella es una experiencia completa más que el capricho de ver alguna banda que ya vino a México o vendrá 2 semanas después. Es ser parte de las bandas que están en letras más pequeñas las cuales siempre son la reacción secundaria después de la provocada por los headliners, estas bandas conforman más del 95% del festival. Entonces, ¿te gustó el cartel oficial de Coachella 2010?

El cartel con la alineación oficial pueden encontrarlo aquí.