Antes de convertirse en un referente del uso de recursos electrónicos en el rock, y después de lanzar un disyuntivo e incomprendido álbum debut, Radiohead puso en el mercado en el año de 1995 ‘The Bends’, una suerte de puente entre una y otra era de la banda.

Durante la grabación de ‘The Bends’, el grupo asistió a un concierto de Jeff Buckley, cuya potente voz en falsete fue toda una revelación para Thom Yorke.

Thom Yorke se inspiró en Jeff Buckley para componer su canción más vulnerable

“Fue uno de esos momentos de ‘¿Está bien hacer eso?’ Y me recordó esa parte vulnerable de mí que había decidido ocultar”, declaró Yorke a Rolling Stone.

Al ver a Buckley cantar, Yorke se dio cuenta de que necesitaba entregarse a la música de la misma manera, aunque la idea le resultara intimidante.

“Recuerdo que grabé ‘Fake Plastic Trees’ por mi cuenta al principio. Luego, cuando nos reunimos para escucharla, los demás dijeron: ‘La usaremos’, y yo dije: ‘No, no, no podemos usarla, es demasiado vulnerable. Es demasiado yo'”.

Aunque Yorke estaba claramente asustado ante la idea de compartir algo tan personal con el mundo, el resto de Radiohead reconoció la brillantez de su interpretación vocal cruda. Al final, cuando Yorke volvió a escuchar la grabación, rompió a llorar.

La vulnerabilidad es ahora el arma secreta de Thom Yorke

“Porque cuando grabas, pasas por una serie de sentimientos, pero de lo único que no eres realmente consciente es de ti mismo. No eres consciente de tu propia identidad, así que es como meditar”, añadió.

Para Yorke, cantar es una experiencia espiritual y trascendental:

“Ni siquiera eres consciente de tu propia vulnerabilidad, estás en algún lugar y luego vuelves. Es como si te vieras en el espejo por primera vez y te encontraras desprevenido. Es una sensación extraña, pero al mismo tiempo, en eso se ha convertido para mí grabar voces”.

“Fake Plastic Trees” se convirtió en uno de los temas más conmovedores del álbum y alcanzó el número 20 en la lista de sencillos del Reino Unido.