La noche de ayer (13 de febrero) se llevó la 56º edición del Super Bowl, en donde los Rams de Los Angeles triunfaron en contra de los Cincinnati Bengals, tras una final bastante reñida que culminó en un marcador de 20-23. Sin embargo, antes de conocer al ganador, el escenario del SoFi Stadium en Inglewood, California, se engalanó para recibir el espectáculo de medio tiempo, que en esta ocasión presentó a las personalidades más importantes del hip hop: Dre. Dre, Snoop Dog, Mary J. Blidge, Eminem, Kendrick Lamar y la participación especial de 50 Cent.

Como cada año, uno de los momentos más esperados del Super Bowl es el half time show, que logra reunir a cientos de miles de espectadores y no solo fanáticos del deporte. Para esta edición, se decidió montar un remolque al centro de la cancha que hizo la vez de escenario, al tiempo que decenas de bailares complementaron la actuación.

Los primeros en salir al escenario fueron Dr. Dre y Snoop Dog, quienes tocaron una mash up de dos de los grandes éxitos de la West Coast: “The Next Episode” y “California Love”. En éste último, el público esperaba poder apreciar -nuevamente- el famoso holograma de Tupac, sin embargo, eso no sucedió.

Acto seguido apareció el invitado especial de la noche, 50 Cent, quien salió colgado de cabeza al escenario para interpretar su súper éxito “In Da Club”. 50 Cent fue uno de los segmentos más comentados en redes sociales, y causó una tonelada de memes gracias a su “curiosa” postura en el Super Bowl.

Después, la cancha del SoFi Stadium recibió a la icónica Mary J. Blidge, parteaguas fundamental en la incursión femenina en el hip hop; quien interpretó los temas “Family Affair” y “No More Drama”.

Luego de una larga temporada fuera del ojo público el Super Bowl LVI presentó a Kendrick Lamar quien, enfundado en un traje sastre de la última colección de Virgil Abloh para LV; cantó “M.a.a.D City” y “Alright”, dos cortes de alto contenido social.

Llegó el turno de Eminem. Salió a la cancha con un modesto outfit de jeans, sudadera, gorra y camiseta. El foco de atención estuvo en su calzado, pues debutó unas Jordan 3 personalizadas en el modelo “Slim Shady”. Cantó en “Forget About Dre” junto a Kendrick Lamar y el propio Dr. Dre, además de “Lose Yourself” con Anderson .Pack en la batería.

La polémica no se hizo esperar con Eminem pues, como reportaron distintos medios especializados; decidió arrodillarse al final de su participación en solidaridad con el movimiento antirracista en los Estados Unidos, a pesar de que la NFL se lo había prohibido.

Los trece minutos del show de medio tiempo del Super Bowl LVI llegaron a su fin con “Still Dre”, un clásico del disco ‘2001’ de Dr. Dre, en el que todos los intérpretes salieron al escenario para cerrar con broche de oro la actuación.