Noel Gallagher ha dicho que el festival Glastonbury 2024 se “volvió un poco woke” para su gusto.

Gallagher, quien actuó por primera vez en Glastonbury con Oasis en 1994 y en solitario por última vez en 2022; aclaró que a pesar de sus diversas quejas, el festival era “probablemente lo mejor de Gran Bretaña, aparte de la Premier League”.

“No me malinterpreten, me encanta Glastonbury”, le dijo recientemente al diario británico The Sun.

“Aunque el lugar se está volviendo un poco woke, y sermoneador y señalador de virtudes”, continuó.

“No me gusta en la música, pequeños idiotas ondeando banderas y haciendo declaraciones políticas, y bandas subiendo al escenario y diciendo: ‘Oigan chicos, ¿no es terrible la guerra, verdad? Abucheemos todos a la guerra. Que se jodan los conservadores’ y todo eso”.

El veterano del rock, que fue visto al costado del escenario viendo a LCD Soundsystem con Dave Grohl, agregó: “Es como, mira, toca tus malditas canciones y bájate”.

Glastonbury: El escenario de protestas políticas y sociales

Glastonbury tiene una larga historia de compromiso político, que se vio acentuada este año porque sucedió antes de las elecciones generales en Reino Unido y en medio de las atrocidades en curso en Gaza.

Entre los que hicieron declaraciones políticas durante sus presentaciones se encontraban PJ Harvey; Damon Albarn; IDLES y Kneecap, a quienes Gallagher observó y luego dijo que “no podía creer lo divertido que fue”.

Harvey invitó a la artista serbia Marina Abramović, quien dijo a la multitud:

“El mundo está en un lugar realmente de mierda… Hay guerra, hay hambre, hay protestas, hay matanzas, hay violencia. Pero, ¿qué está pasando si miramos el panorama general? La violencia trae más violencia. Matar trae más muertes. La ira trae más ira. La manifestación trae más manifestación”.

Albarn, quien se unió a Bombay Bicycle Club, aprovechó su lugar como invitado para abordar “tres cosas” con la multitud.

“¿Es usted pro-palestino?”, preguntó, entre aplausos. “¿Sientes que es una guerra injusta?” También se refirió a las elecciones y destacó “la importancia de votar la próxima semana” antes de decir:

“Tal vez es hora de que dejemos de poner a los octogenarios en control del mundo entero”.

El set de IDLES presentó de manera bastante controvertida una protesta asistida por Banksy con una lancha inflable con inmigrantes a bordo, que luego fue descartada como “vil e inaceptable” por el Ministro del Interior.

La evaluación de Gallagher fue que estos artistas deberían “dejar de hablar de eso” y simplemente donar su propio dinero.

“Todo el mundo sabe lo que está pasando en el puto mundo, tienes un teléfono en el bolsillo que te lo dice de todos modos”, dijo. “¿Cuál es el punto de señalar virtudes?