Con el desafortunado fallecimiento de Taylor Hawkins, baterista y fundador de Foo Fighters, la industria musical se ha revuelto en homenajes y dedicatorias a una de las leyendas más importantes del rock n’ roll contemporáneo.

Así como Chris Martin le dedicó “Everglow” durante el pasado concierto de Coldplay en la ciudad de Monterrey, ahora fue Miley Cyrus quien rompió en llanto durante su última presentación en Lollapalooza Brasil.

Dedicando “Angels Like You”, track que forma parte del ‘Plastic Hearts’, álbum donde Taylor colaboró, en la canción “Night Crawling” junto a Billy Idol, Cyrus dedicó esta canción de manera permanente al que fuera no sólo un colega, sino gran amigo y ser humano que en su pasión y entrega hacia la música, se convirtió en un antes y después del rock n’ roll de nuestros tiempos.

En otras noticias, uno de los tributos más hermosos que se han rendido para Hawkins ha sido su evolución a través de fotografías en la industria de la música.