El día de ayer (jueves 29 de julio), arrancó el primer día de actividades de Lollapalooza 2021, uno de los primeros festivales masivos que se realiza en los Estados Unidos, tras los efectos de la pandemia del Coronavirus.

Además de Playboi Carti; Black Pumas y Kim Petras, la jornada se engalanó con la presencia de Miley Cyrus como acto estelar, ofreciendo un concierto lleno de reversiones y algunos clásicos de su catálogo que hace mucho tiempo no sonaban en directo.

Y es que Miley se ha ganado a pulso el título de la Reina de los covers del rock, pues recientemente ha re-versionado a todo tipo de actos, desde Queen y Nine Inch Nails, pasando por Metallica, The Cranberries y Mazzy Star.

Naturalmente, la noche de anoche no fue la excepción, y Miley complació a la audiencia con unos cuantos covers. Comenzó con un popurrí de “We Can’t Stop” y “Where Is My Mind?” de Pixies. Pocas canciones después trajo a Billy Idol para interpretar su tema a dueto “Night Crawling”, además del propio éxito seminal del británico, “White Wedding”.

“Heart of Glass” de Blondie y “Bang Bang (My Baby Shot Me Down)” de Cher también hicieron acto de presencia, seguidas por “Hunger Strike” de Temple of the Dog y “Nothing Compares 2 U” de Sinead O’Connor.

Hubo tiempo también para escuchar algunos de los clásicos de Cyrus. “SMS (Bangerz)” sonó en vivo por primera vez desde 2014; mismo caso que el de “7 Things”, canción que no se tocaba en directo desde hacía una década. “Wrecking Ball”, “See You Again” y “The Climb” también lograron el corte.