El principio de la década de los dos mil nos dejó muchas cosas, musicalmente hablando, entre ellas el emo, un género musical caracterizado por letras emotivas, a menudo confesionales.

Surgió como un estilo de hardcore punk y post-hardcore en la escena hardcore de Washington, D.C. a mediados de la década de 1980, donde se le conocía como hardcore emocional o emocore.

A veinte años del esplendor del emo, recordemos 10 de los mejores discos del género publicados en el año 2004.

‘Three Cheers for Sweet Revenge’- My Chemical Romance

‘Three Cheers for Sweet Revenge’ es el segundo álbum de estudio de My Chemical Romance.

Gerard Way ha acreditado el álbum como una “historia de terror pseudoconceptual” y cada canción está ligada a la trama.

El concepto de este álbum es que un hombre, que se cree que es uno de los Demolition Lovers de su primer álbum, es asesinado a tiros en una pelea, pero hace un trato con el Diablo: si le trae las almas de mil hombres malvados, su vida será restaurada y se reunirá con su amor; de lo contrario, será arrastrado al infierno y nunca volverá a ver a su amante.

‘Futures’- Jimmy Eat World

El cantante principal Jim Adkins ha dicho que ‘Futures’ es claramente el disco más oscuro de la banda hasta la fecha. Lanzado en 2004 por Interscope Records, produjo los sencillos “Pain” y “Work”.

Abarcando varios estilos de rock, ‘Futures’ incluyó más solos y partes de guitarra complejas que los lanzamientos anteriores, con la intención de ampliar la atmósfera de su tercer álbum de estudio ‘Clarity’ (1999).

Las canciones del álbum se compararon con el trabajo de Jets to Brazil y Maritime, mientras que algunas partes de guitarra hicieron eco al sonido de Fugazi y Hüsker Dü.

‘Where You Want to Be’– Taking Back Sunday

‘Where You Want to Be’ es el segundo álbum de Taking Back Sunday. Despreciando varias de sus primeras canciones, querían “crecer musicalmente con este nuevo disco”.

En esta era se producen dos cambios en la formación de la banda. Fred Mascherino sustituye a John Nolan y Matt Rubano a Shaun Cooper.

Musicalmente, ‘Where You Want to Be’ ha sido clasificado como pop-punk y emo. Según MTV, el álbum fue “impulsado por riffs duros melódicos y voces contundentes” similares a los lanzamientos de Movielife y Lifetime, con la banda “expandiendo sus límites musicales y tomando algunas oportunidades”.

‘In Love and Death’- The Used

‘In Love and Death’ es el segundo álbum de The Used. El título y las canciones hacen referencia a una serie de acontecimientos trágicos que rodearon al vocalista Bert McCracken durante la producción del álbum, en particular la muerte de su novia embarazada.

Este fue el último álbum que contó con el miembro fundador y baterista Branden Steineckert y es su álbum de mayor éxito comercial hasta la fecha.

En 2016, la banda se embarcó en una gira mundial por su 15º aniversario, tocando dos shows en cada ciudad que visitaron. La segunda noche se dedicó a tocar su segundo álbum completo.

‘Dear Diary, My Teen Angst Has a Bodycount’- From First to Last

‘Dear Diary, My Teen Angst Has a Bodycount’ es el álbum de estudio debut de From First to Last. El título fue tomado de un monólogo de la película ‘Heathers’, en el que el personaje de Winona Ryder escribe en su diario.

El álbum también se destaca por ser uno de los primeros proyectos con el cantante y multiinstrumentista Sonny Moore, quien desde entonces lanzó una exitosa carrera en solitario como productor e intérprete de música electrónica, bajo el nombre artístico de Skrillex.

‘Watch Out!’- Alexisonfire

Watch Out!’ es el segundo álbum de la banda canadiense de post-hardcore Alexisonfire, que se centró más en el canto melódico de Dallas Green y menos en los gritos de George Pettit.

Según el guitarrista Wade MacNeil, el tema final de su debut, “Pulmonary Archery”, incorporó el “sonido atmosférico” que la banda amplió con ‘Watch Out!’.

Pettit amplió esto diciendo que en aquella época la banda estaba escuchando muchos actos de rock ambiental, como Appleseed Cast y Mogwai.

‘The Chronicles of Life and Death’- Good Charlotte

The Chronicles of Life and Death‘ es el tercer material de Good Charlotte lanzado a través de Epic y Daylight Records. Estuvieron disponibles dos variaciones: ‘Life’ y ‘Death’ que venían con una portada diferente diseñada por el guitarrista Billy Martin y una pista extra diferente.

Recibió una recepción mixta por parte de los críticos musicales: algunos encontraron que las letras carecían de profundidad y otros elogiaron su instrumentación y tono más oscuro.

Vendió 199 mil copias en su primera semana y debutó en el número tres del Billboard 200, el debut más alto de la banda en la lista. Finalmente obtuvo la certificación de platino y, en febrero de 2007, las ventas ascendieron a 1.1 millones de copias.

‘They’re Only Chasing Safety’- Underoath

‘They’re Only Chasing Safety’ es el cuarto álbum de Underoath. Es el primero presenta al vocalista principal Spencer Chamberlain (en sustitución de Dallas Taylor), así como al bajista Grant Bardell y al guitarrista James Smith.

En la escena de la música underground heavy y punk, el álbum se considera un momento decisivo. La mezcla de influencias de heavy metal y hardcore con una fuerte sensibilidad pop/punk generó una nueva rama de la música heavy, que inicialmente confundió a críticos y fanáticos.

El sonido finalmente se convirtió en sinónimo de la escena screamo de mediados de la década del 2000.

‘Catalyst’- New Found Glory

Con sonidos agresivos y más pesados, New Found Glory lanzó su cuarto álbum, ‘Catalyst’, que representaba todo lo que eran y querían ser como banda.

El punk incondicional influyó mucho en el disco. La banda aprovechó esto en canciones como “All Downhill From Here” y “Failure’s Not Flattering”. Mientras le daban a las partes de guitarra un sonido más grande, también implementaron nuevos instrumentos en la formación, como el teclado.

En general, ‘Catalyst‘ fue un álbum lleno de energía cargado de impulso personal hacia la creación de pistas que representaran a la banda en su conjunto.

‘The Silence In Black And White’- Hawthorne Heights

Es innegable que el primer álbum de Hawthorne Heights, ‘The Silence In Black And White’, es parte integral de la historia de la escena musical del emo y el screamo.

Canciones icónicas como “Ohio Is For Lovers” y “Niki FM” los diferenciaron de cualquier otra banda en ese momento. Su sonido estaba profundamente arraigado en elementos góticos y emo, pero Hawthorne Heights era mucho más que eso.

Ofrecieron componentes de hardcore con rupturas en medio de la voz de JT Woodruff que declaraban sentimientos de anhelo. Luego, gritos abruptos se entrelazarían con ellos para establecer un verdadero compromiso detrás de la letra.