Metallica continúa dando de qué hablar y en esta ocasión se trata de un acto altruista y de gran corazón, que también merece las primeras planas de los periódicos.

Según informa Global News, recientemente Lars Ulrich sostuvo una reunión virtual con Milan Rossignol, de tan solo dos años de edad, y el resto de su familia. Rossignol, de nacionalidad canadiense, padece un extraño tipo de cáncer y según sus médicos, Metallica es uno de los motivos de su felicidad.

El pasado jueves Milan, quien cumplirá tres años en agosto, recibió una llamada del baterista de Metallica después de que el personal del Hospital Infantil de Montreal lanzará una exitosa campaña en Twitter solicitando una reunión con la banda. Rossignol es un paciente de la unidad de cuidados intensivos del hospital donde ha estado recibiendo tratamientos de quimioterapia.

Al respecto, la Dra. Sharon Abish, oncóloga pediátrica del Hospital Infantil de Montreal, dijo para Global News:

Aunque Milan no puede expresarse verbalmente porque padece una forma grave de histiocitosis de células de Langerhans [un tipo de cáncer que daña el tejido o produce lesiones en uno o más lugares del cuerpo]; su cara “se ilumina” cada vez que se reproducen los vídeos de Metallica en la computadora.

No habla, pero tiene una forma de comunicar sus deseos, las cosas que le hacen feliz y las que no. Se emociona mucho cada vez que Metallica sale en la pantalla, y él y papá simplemente rockean y se la pasan muy bien.

Durante la reunión virtual, Ulrich habló con Milan y sus padres, Yannick Rossignol y Catherine Perreault, así como con sus hermanos.

Milan hizo una gran sonrisa cuando se dio cuenta de que Lars le estaba hablando. Verlo así, con una hermosa sonrisa para nosotros, es muy sorprendente.

Yannick Rossignol vía Global News.

Ayer mismo, Lars tomó su Instagram para escribir: “Agradecido de tener a uno de nuestros fans más jóvenes, Milan de 2 años, su mamá Catherine, su papá Yannick y sus hermanos Coralie y Loïc, como parte de la familia Metallica“.