El pasado 28 de noviembre, Kanye West realizó una aparición en el Timpodcast donde tras ser cuestionado por sus comentarios antisemitas, prefirió retirarse del lugar y no continuar con la conversación, reporta NME.

Como muchos ya sabrán, desde hace meses la postura de Kanye West frente a la comunidad judía en Norteamérica, ha sido una bastante agresiva y tóxica en la que constantemente, parece culparles por todos los males de la industria, al grado en el que él mismo decidió “declararles la guerra” y, desde ese entonces, no ha parado con amenazas y varias apariciones mediáticas atacando a los judíos.

Este caso no fue la diferencia; apenas los entrevistadores empezaron a tocar el tema, uno de ellos decidió que no recurriría a ese elemento tan “barato” para sacarle un comentario polémico, sin embargo, sí hizo hincapié en que Kanye ha sido por demás discriminatorio y que, por mucho que lo admire, él no iba a aguantar esa clase de contenido en su programa.

¿La solución de Kanye? Pararse e irse. Así de sencillo. Lo que, a comparación de sus reacciones más recientes en los últimos meses, parece haber sido lo más sensato que Ye ha hecho en mucho tiempo, aunque por supuesto, no abandonó la mesa sin antes compararse a Martin Luther King Jr., y victimizarse una vez más por los ataques mediáticos y financieros en su contra (que, por amor a la verdad, aclaramos, han sido ataques que él mismo se ha hecho por la manera en que ha apoyado a la ultra derecha norteamericana).

¿Quieren ver el video? En general, ni siquiera llegan a nada; un lado de los entrevistadores parece contento con la provocación, mientras que el otro sencillamente no está dispuesto a aguantar a West:

En otras noticias, aquí vamos de nuevo: Kanye West anuncia candidatura presidencial para 2024.