Al parecer la burbuja del EDM tiene los días contados. Tan rápido como se infló, números recientes hacen ver que podría estar a punto de explotar. SFX compañía madre detrás de festivales como Tomorrowland y Electric Zoo, reportó pérdidas por más de $350 millones de dólares. Ésta es una de las primeras empresas especializadas en producción de eventos de EDM en cotizar en Wall Street y su caída es solo un indicativo de cómo está la situación para el resto de las empresas que hacen lo mismo a menor escala.

Arruinaron las piernas de $40 millones de dólares de Taylor Swift

¿Por qué sufrieron tanto? La asistencia a algunos de sus eventos cayó en un 8.7%, aunque algunas de sus marcas más pequeñas vieron un incremento de fans. ¿Será que ya pasó de moda el EDM? Quizá el boom de la electrónica tiene los días contados y estamos ante un inminente regreso del rock a la música en vivo. ¿Ustedes qué opinan?

Vía Hypebot.