La ciencia sigue haciendo de las suyas y según un estudio reciente realizado en los Estados Unidos por Ziphealth, un directorio online de servicios médicos, la música de los favoritos del nu metal, Deftones, y de las leyenda del metal industrial Nine Inch Nails, siguen siendo de las favoritas para practicar sexo.

Los datos del estudio proceden de los resultados de una encuesta realizada a 1,004 estadounidenses y de un análisis de más de 11,267 canciones incluidas en 148 listas de reproducción de temática sexual diferentes de Spotify.

Nine Inch Nails y Deftones, entre los artistas favoritos para escuchar mientras se tiene sexo

Para nadie es un sorpresa que “Closer“, que se desprende del segundo álbum de NIN ‘The  Downward Spiral’ (1994), aparezca en el quinto lugar general de las mejores canciones para tener sexo, según los estadounidenses. Es una de las consentidas en clubes de striptease y en películas con escenas eróticas.

NIN solamente es superado por The Weeknd que coloca 3 canciones y por Nicki Minaj, que está en la posición número 1.

Por su parte, Deftones ocupa el tercer puesto, por detrás de The Weeknd y Kanye West, en el conteo general de los 10 artistas más incluidos en listas de reproducción de temática sexual en plataformas de streaming como Spotify.

El heavy metal es el 7º género más escuchado para tener sexo

El género del heavy metal en su conjunto ocupa el puesto 7 en las listas de reproducción de temática sexual.

En cuanto a los artistas que aparecen en las listas de reproducción de este género, Deftones ocupa el primer puesto, seguido de Slipknot y System Of A Down.

Beneficios de escuchar música para tener sexo

Según los datos recabados por Ziphealth, las personas que escuchan música durante las relaciones sexuales suelen estar más satisfechas con su vida sexual y tienen relaciones con más frecuencia que quienes no lo hacen.

El 14% de los oyentes de música tiene sexo varias veces por semana, en comparación con el 12% de los no oyentes. Además, escuchar música puede mejorar el rendimiento y la duración, ya que el 68% reporta menor ansiedad y el 63% una mayor duración.

La satisfacción sexual también es mayor entre los que escuchan música, con un 62% satisfecho frente al 55% de los que no lo hacen. Por tanto, poner música podría aumentar la frecuencia y satisfacción en la vida sexual.

Puedes consultar el resto de los resultados del estudio en ZipHealth.