Desde el pasado 25 de marzo, fecha del lamentable fallecimiento de Taylor Hawkins; Dave Grohl ha aparecido contadas veces en público (una de ellas en el New Orleans Jazz & Heritage Festival 2022). Sin embargo, previo a su regreso oficial a los escenarios como parte de los conciertos tributo a Taylor Hawkins (que se realizarán en septiembre); Grohl hizo una pequeña aparición en el festival de Glastonbury 2022, acompañando nada más y nada menos que a Paul McCartney.

“Este tipo voló especialmente para hacer esto. Te queremos”– dijo Sir. Paul McCartney, mientras que el líder de Foo Fighters era recibido entre ovaciones y aplausos en el famoso Pyramid Stage de Glastonbury. “Te juro que nunca podría dejar de extrañar estar aquí contigo”– respondió calurosamente Grohl.

Ya en el escenario, la dupla rindió un par de re-interpretaciones de la autoría de Macca: una versión garage rock de “I Saw Her Standing There”, corte de 1963 que se desprende del álbum debut de los Beatles; y otra de “Band on the Run” de Wings.

Me alegro mucho de estar aquí. Se suponía que íbamos a hacer esto hace tres años”– dijo McCartney, refiriéndose a su set previamente programado para 2020, que se canceló debido a la pandemia del COVID-19.

Pero aquí estamos. Tenemos algunas canciones antiguas para ustedes, algunas canciones nuevas y algunas intermedias… tengo la sensación de que nos lo vamos a pasar muy bien”.

Paul McCartney Vía Stereogum.

Además de tener a Dave Grohl como invitado, McCartney, quien recientemente celebró su cumpleaños 80; también se hizo acompañar por Bruce Springsteen, con quien cantó a dueto “Glory Days” (de Springsteen) y “I wanna be your man” (de The Beatles).

La actuación estelar del sábado de Paul McCartney ha sido una de las más esperadas de los últimos años en Glastonbury, y los fans más acérrimos se hicieron con un sitio en primera fila más de 12 horas antes del show de la estrella. Cuando subió al escenario a las 21:30 horas, el público se extendía hasta donde alcanzaba la vista, creando la que podría ser la mayor audiencia del festival desde Dolly Parton en 2014.

El público fue recompensado con un maratónico concierto de dos horas y 50 minutos, que abarcó las seis décadas de carrera del ex Beatle.