El cantante de Guns N’ Roses, Axl Rose, se unió a la superestrella Carrie Underwood en el escenario el sábado (30 de abril) por la noche en el festival de música country Stagecoach (que se realiza unos días despuéss de Coachella) en Indio, California 🤠, para cantar los temas clásicos de su banda “Sweet Child O’ Mine” y “Paradise City”.

Carrie interpretó la primera estrofa y el estribillo de “Sweet Child O’ Mine” con su banda antes de decir al público: “Bienvenidos a la mejor noche de mi vida. Un aplauso para Axl Rose“. Inmediatamente después se lanzaron con “Paradise City”, y Underwood dijo al público: “¿Creían que habíamos terminado?”.

Ya en 2015, Underwood dijo a E! que realmente quería cantar con Rose en algún momento de su vida. Confesó al respecto:

“He versionado suficientes cosas de Guns N’ Roses, y fue gente como él la que me enseñó a cantar. Miro a gente como él y Freddie Mercury, esa gente que hacía todas esas carreras locas. Era tan diferente”- añadió Underwood.

Vía E!

En 2013, Underwood ofreció una fiel versión de “Paradise City” en el CMA Music Festival de Nashville.

Hace dos años, mientras promocionaba su libro “Find Your Path: Honor Your Body, Fuel Your Soul, And Get Strong With The Fit 52 Life”; Underwood apareció en un episodio de “The Tonight Show With Jimmy Fallon” y habló de haber volado a Las Vegas para ver a su banda favorita Guns N’ Roses, y lo calificó como “una de las mejores noches” de su vida.

“No estábamos cerca de Las Vegas, así que naturalmente dije, ‘Vamos a Las Vegas con la banda y veamos GN’R tocar. Es una especie de sueño mío de toda la vida que nunca pensé que ocurriría. No podía desperdiciar esa oportunidad, así que abandoné a mi marido, abandoné a mis hijos, me fui a Las Vegas y vi a Guns N’ Roses. Increíble“.

Continuó: “Normalmente, cuando voy a los conciertos, estoy como en un palco al lado, lo cual es genial – tiene sus ventajas, normalmente hay un baño allí, es algo impresionante. Pero se pierde la energía del público. Como estábamos en Las Vegas, estábamos allí con todo el mundo, era absolutamente increíble. Podías sentir a todo el mundo, todo el mundo gritaba, yo gritaba… era como: ‘¡No voy a volver a ver a ninguna de estas personas nunca más, voy a actuar como una tonta! Fue increíble”.

Vía Blabbermouth.

Después de ese espectáculo, Underwood se reunió con Rose en los camerinos. “Es difícil conocer a tus héroes, porque lo considero alguien que me enseñó a cantar”, dijo. “Pero fue superguay y genial y agradable y hablamos. Ahora somos los mejores amigos”.