Montar una producción teatral con 40 miembros de reparto en medio de una pandemia no es tarea fácil. Si a esto le añadimos que se trata de la primera adaptación escénica profesional de la emblemática obra de Hayao Miyazaki ‘El Viaje de Chihiro’ (‘Spirited Away’), la tarea se complica de sobremanera. Pero gracias a la determinación de docenas de intérpretes, creativos y miembros del equipo, la tan esperada adaptación teatral de ‘El Viaje de Chihiro’ hizo finalmente su debut en el Teatro Imperial de Tokio la semana pasada.

Protagonizada por Kanna Hashimoto y Mone Kamishiraishi en el papel de “Chihiro” (existe un reparto doble), la obra cuenta con una gran cantidad de marionetas diseñadas por Toby Olié, para recrear las criaturas y personajes fantásticos que viven en el mundo místico en el que “Chihiro” se adentra por accidente.

Olié, quien estudió arte de marionetas en la Royal Central School of Speech and Drama, es uno de los directores de marionetas más solicitados de la industria. Entre sus créditos figuran numerosas producciones importantes, como el estreno de ‘War Horse’ en 2007 en el Teatro Nacional de Londres, así como la actual gira por el Reino Unido de ‘Rebelión en la granja’.

El encargado de encabezar la producción es el director de ‘Los Miserables’ y director asociado honorario de la Royal Shakespeare Company, John Caird, cuya participación fue una de las principales razones por las que Studio Ghibli aceptó dar luz verde a la adaptación.

En Twitter, Caird describió la lucha intercontinental que supuso organizar los horarios de los ensayos en diferentes zonas horarias y organizar las llamadas de Zoom con el personal extranjero que trabajó todo el día y la noche para montar el espectáculo. El director también agradeció el increíble apoyo y la positividad del elenco durante el proceso de ensayo más difícil y arduo de su vida.

‘Spirited Away‘, la puesta en escena, se presenta en el Teatro Imperial de Tokio hasta el 29 de marzo. Después, la obra saldrá de gira por Japón durante el verano.