Parece que Ethan Hunt está listo para aceptar una misión más en su carrera porque la sexta entrega en la saga de Mission: Impossible está por recibir luz verde.

Las negociaciones entre Paramount Pictures y Tom Cruise se habían quedado atoradas en un bache cuando no pudieron llegar a un acuerdo sobre el salario del actor. Sin embargo, The Hollywood Reporter confirma que el estudio y el actor de 54 años de edad finalmente lograron definir un porcentaje de acuerdo a las ganancias en taquilla de la cinta. La película anterior, Rogue Nation, recaudó 682 millones de dólares a nivel mundial, así que hay mucho dinero sobre la mesa.

Una vez concluidas las negociaciones, Christopher McQuarrie regresaría a la silla del director, al igual que la actriz Rebecca Ferguson como el personaje de Ilsa Faust. Si todo marcha a un paso normal, podremos ver una fecha de estreno en 2018.