Sony Alpha Festivales

No importa en cuál parte del mundo estés, cuando entras a un pit en algún festival, sin duda las cámaras Sony son las menos populares entre los fotógrafos presentes. ¿Por qué? Las cámaras full frame de lentes intercambiables de Sony son relativamente nuevas en el mercado comparadas con otras, pero que no sean populares, no significa que no deberías darles una oportunidad. Nos llevamos la A7r a un festival de música en Chicago y nuestra experiencia fue increíble. Si te interesa este tipo de fotografía, te contamos por qué deberías darles una oportunidad.

Bandas que mantienen viva la fe en el rock

Este tipo de fotografía requiere velocidad y la mayor practicidad posible. No es raro ver a fotógrafos que incluso cargan con dos cámaras para no perder tiempo intercambiando lentes durante las únicas 3 canciones en las que permite tomar fotografías. La Sony Alpha A7r puede ser tu mejor amiga en este tipo de situaciones. Es la cámara de este tipo más ligera que existe por lo que te permite moverte agilmente mientras encuentras el ángulo perfecto. Por lo mismo, te permite mover tu cuerpo y adaptarte facilmente en lugares estrechos o en los que no puedes moverte… como muchas veces terminan los pits.

Es tan ligera que disminuye considerablemente la carga que vas a traer contigo durante todo el festival sin importar el objetivo que vayas a utilizar. Y después de 3 días bajo el sol en los cuales estarás más de 12 horas en acción, este beneficio se agradece enormemente.

A muchos les da miedo probar estas cámaras por su tamaño porque sienten que no les da el “agarre” suficiente para estar cómodos, pero en nuestra experiencia están diseñadas a la medida perfecta para tu mano. Con una sola mano sin despergar el ojo del visor, puedes cambiar muy agilmente prácticamente todas las configuraciones de la cámara, desde los controles básicos de apertura y velocidad, hasta el tipo de enfoque que quieres utilizar o el modo de balance de blancos; todo en cuestión de segundos. Esto es particularmente útil cuando estás disparando en un show donde la iluminación cambia radicalmente entre canciones o en instantes: vas a encontar la toma perfecta fácil y rápido.

Algo que también nos gustó mucho de trabajar en el campo con esta cámara es que está pensada para el fotógrafo que tiene que editar mientras toma. En los festivales el tiempo es oro y con esta cámara puedes enviar rapidamente fotos directo a tu celular con su tecnología NFC o bien, utilizar las aplicaciones que puedes instalarle para hacerle algunas ediciones básicas que te ahorrarán… horas -de sueño probablemente- al momento de editar para su publicación. Esta practicidad es invaluable cuando estás solo en el campo y tienes que revisar más de 100 imágenes para editar por lo menos un par de decena de fotos y no quieres cargar tu computadora o simplemente no tienes cómo usarla.

Por su practicidad y versatilidad, la Sony Alpha A7r debería ser uan de las favoritas para la fotografía de conciertos. Ofrece lo que cualquier otra cámara de su categoría te puede dar y además te hace la vida mucho más sencilla en el trabajo… ¿Qué más puedes pedir?

Puedes conocer más de la Sony Alpha A7r en este enlace.