Texto: @soyvelez y @LGKING

Aquí va Teads.

El primer día de actividades de una de las fiestas más grandes del año fue atípico. Grandes bandas con escenarios vacíos, retrasos en casi todos los escenarios, pero al final, gozamos como todos los años. Así fue nuestro primer día en Coachella 2013:

La banda que explotará antes de que acabe el año
Por @soyvelez

The Neighbourhood, banda californiana que se estrenó en el festival, dejó claro que en cuanto lancen su debut este año, no habrá fuerza que los detenga. Tienen grandes canciones, buenos looks y roles perfectamente definidos en el escenario. Su vocalista Jesse Rutherford es un maestro del encanto, sabe cómo enamorar con tan solo una mirada y en cuanto al sonido, la banda no se compara con el de sus contemporáneos, es pop fácil de seguir, muy emotivo y lleno de energía, pero que tiene un trasfondo oscuro y nostálgico.

The Neighbourhood / Foto tomada de nuestro Instagram

The Neighbourhood / Foto tomada de nuestro Instagram

Los que se divirtieron más que el público
Por @LGKING

A pesar del enorme hype que los ha seguido en lo que va del año, los Palma Violets no lograron convocar tanta gente durante su debut en Coachella, pero eso no evitó que la pasaran muy bien. Tanto que la banda se divirtió más que el público y que cualquier otro acto del festival. Se aventaron, bailaron, reían, se bajaban a convivir con el público y en general traían una fiesta que cualquier acto de EDM envidiaría. Bien por los Palma Violets, es refrescante ver a una banda que no se toma las cosas tan enserio.

Palma Violets / Foto tomada de nuestro Instagram

Palma Violets / Foto tomada de nuestro Instagram

El primero en sorprendernos
Por @soyvelez

Dillon Francis, uno de los exponentes más grandes del moombahton, fue el primero en abarrotar cualquiera de los escenarios. Francis tiene un culto sobre sí, de gente tan rara como él.

Dillon Francis / Foto tomada de nuestro Instagram

Dillon Francis / Foto tomada de nuestro Instagram

Los que regresarán como headliners
Por @LGKING

Es cuestión de tiempo antes de que suceda, probablemente pasará más tarde que pronto pero podríamos casi firmarlo. Foals abarrotó la carpa Gobi al grado que tenían más público que los Stone Roses. El público los amaba, no había una persona que no estuviera saltando y gritando en cada canción. “Spanish Sahara” e “Inhaler” ya son himnos esperando a ser coreados por la audiencia de un headliner.

Los productores del futuro
Por @soyvelez

TNGHT se llevó el festival en términos de propuesta. Arrancaron con su versión a “Mercy” de Kanye West, un agradecimiento de Mohawke a Yeezy por firmarlo como productor en G.O.O.D. Music. De ahí siguieron con formas abstractas, trap y clicks limpios, sin fondos pesados, pero sí quiebres matemáticos que tenían a los bailarines más talentosos del día uno explayando su libertad con movimiento. Sin un disco terminado, congregaron una legión de adeptos formidable.

El nuevo campeón de Inglaterra
Por @LGKING

Abran paso a la nueva gran estrella del Reino Unido, el joven Bugg tiene sólo 19 años y ya tiene casi todo para conquistar al mundo. En su set de poco más de media hora se lució estrenando nuevas canciones, presentando su disco debut y conquistando al público con la ayuda de su banda y una colección de guitarras que cualquier leyenda envidiaría. Le falta un poco de seguridad sobre el escenario pero una vez que tenga eso no habrá fuerza que los detenga.

Jake Bugg / Foto tomada de nuestro Instagram

Jake Bugg / Foto tomada de nuestro Instagram

El que nos deprimió
Por @LGKING

Inmediatamente después de que vi a James McCartney, hijo de Paul, en el cartel de Coachella supuse que tenía que estar ahí. En una reciente tocada invitó a su papa y a Ronnie Wood para que fueran parte de su banda. Desafortunadamente eso no sucedió en Coachella, sólo recibimos canciones muy tristes interpretadas por alguien que se parece mucho a Paul.

James McCartney / Foto tomada de nuestro Instagram

James McCartney / Foto tomada de nuestro Instagram

El súpergrupo del que todos hablarán
Por @soyvelez

El set de Dog Blood, proyecto conjunto de Boys Noize y Skrillex, fue un deleite para el raver destructor que vive dentro de mí. Las canciones que han hecho juntos no son extraordinarias, pero durante el en vivo, cada que sueltan una de sus otros proyectos, le imprimen un sello que está entre soundtrack de la Tercera Guerra Mundial y música de espera en la antesala del infierno y me encanta. Son agresivos, despreocupados y muy ruidosos; los mejores momentos sin duda “XTC” de Boys Noize y todo el tren “Goin’ In” de Birdy Nam Nam que termina en “Wild for the Night” de Skrillex para A$AP Rocky.

Dog Blood / Foto tomada de nuestro Instagram

Dog Blood / Foto tomada de nuestro Instagram

Lo que nos sorprendió
Por @LGKING

Justo antes de que iniciaran los Yeah Yeah Yeahs se encendieron las pantallas del escenario principal y mostraron un teaser del nuevo sencillo y video de Daft Punk. Podrá parecer broma pero emocionó más a la audiencia que todo el set de los Stone Roses.

Los verdaderos headliners del día
Por @LGKING

A sus cuatro álbumes de estudio y con por lo menos un éxito en cada disco los Yeah Yeah Yeahs tienen todo para ser headliners. Quedó claro anoche cuando tuvieron una de las convocatorias más grandes del día y recibieron una lluvia de aplausos y gritos después de “Zero”, “Heads Will Roll”, “Maps”, “Gold Lion” y demás. Ojalá sirva para que en los próximos festivales se les reconozca como es debido.

La oportunidad desaprovechada
Por @soyvelez

Odd Future es un colectivo, se entiende que fuera de Tyler y Ocean, los demás carecen de peso sin las colaboraciones y apoyo de sus compañeros, pero Earl Sweatshirt tiene el potencial de formar una trinidad con los dos más grandes y aunque Coachella era la plataforma ideal para lograrlo, no lo supo aprovechar.

Su set estuvo bien, de hecho, de él no hay ninguna queja, pero abusó de la presencia de Tyler, the Creator sobre el escenario. Y Tyler, no sabe soltar el protagonismo en el escenario, acabó colgado de las estructuras que sostienen el escenario à la Zack de la Rocha en los VMA’s. Demasiada atención sobre Tyler, en algún momento parecía más show suyo que de su aún más joven amigo.

El desastre del día
Por @LGKING

Isaac Brock es un músico muy talentoso y un gran letrista, pero ayer no brilló por eso. El líder de Modest Mouse subió al escenario en un estado bastante alterado que afectó su presentación y los sets del resto del día. Hacía chistes que nadie entendía, discursos sin sentido y en un punto hasta cantó “Hakuna Matata”. Sus chistes hicieron que se retrasaran y les cortaron el audio a la mitad de “Float On”. Por su culpa, Blur y los Yeah Yeah Yeahs tuvieron que recortar sus sets.

Los mejores DJ’s del festival
Por @soyvelez

Aunque la Sahara Tent estuvo plagada de talentosos pinchadiscos que mantuvieron un rave de 12 horas, los mejores DJ’s de todo el festival se dieron cita para acompañar a 4 MC’s que hacen uno solo bajo el nombre de Jurassic 5.

Además de que como ensamble lograron congregar a más gente que varios actos del escenario principal, DJ Nu-Mark y Cut Chemist tuvieron su momento para brillar solos en el escenario. Tomaron unos minutos para presumir sus habilidades con una tornamesa guitarra, sí una tornamesa portátil que funcionaba. También se colgaron unas CDJ’s y sin audífonos, fueron capaces de llevar al límite al público controlando el pitch de un corte. Para terminar su espectáculo tomaron un vinil de aproximadamente un metro de diámetro y se turnaron para hacer scratch con el acetato gigante; la gente quedó boquiabierta.

Los del éxito y ya
Por @LGKING

A Of Monsters & Men le asignaron uno de los lugares más importante dentro de la programación del festival: tocar en el Outdoor Theater en pleno atardecer. Era lógico esperar que cayera una importante cantidad de personas y así fue, pero pronto quedó claro que sólo estaban ahí para escuchar dos canciones, específicamente “Mountain Sound” y “Little Talks”. Fuera de eso la interacción de la audiencia fue casi nula y mejor se pusieron a platicar. Si no tienen otro éxito pronto su carrera no será muy larga.

El espectáculo audiovisual del que todos hablarán durante meses
Por @LGKING

A Trent Reznor siempre le ha gustado combinar tecnología y música para obtener resultados impactantes y un tanto inesperados. Lo hemos visto con Nine Inch Nails y ahora lo vimos con How To Destroy Angels. El espectáculo no parece muy complicado a primera vista, unas fibras que cuelgan por todo el escenario y que cambian según la música, pero ya que pones atención te das cuenta que es un complejo sistema que incorpora fibras, proyecciones, pantallas y leds para producir algo completamente impresionante. Si no lo vieron busquen una repetición del streaming porque es algo que tienen que ver.

Si quieren leer sobre las presentaciones de Blur y Stone Roses pueden hacerlo aquí. No olviden seguir nuestra cobertura a través de redes sociales.