Es seguro decir que no estamos hablando de fruta cuando le enviamos a alguien los emojis de berenjena o durazno. Es por eso que Facebook e Instagram, las plataformas lideradas por Mark Zuckerberg, han decidido restringir el uso de dichos emojis cuando se sugiera implícita o explícitamente una connotación sexual en su utilización.

Dentro de las Normas de la Comunidad, las plataformas instan a los usuarios a “no solicitar imágenes de desnudos, sexo o parejas sexuales, conversaciones sexuales por chat por medio de emojis o cadenas de emojis específicos de un contexto y de naturaleza habitualmente sexual“.

Sin embargo, la prohibición sólo se aplicará cuando ambos emojis sean utilizados en conjunto con una solicitud indirecta o directa de imágenes de desnudos, sexo o parejas sexuales, o conversaciones de chat sexual para “evitar cualquier contenido que facilite, aliente o coordine la explotación sexual entre adultos​”.