¿Qué tanto puede cambiar una estación de radio pública?

Esa es la verdadera pregunta. ¿Qué tanto puede una estación que durante años, ha estado enfocada al “rock”, en una época en la que los sonidos urbanos y la constante experimentación sonora se han adueñado del spotlight?

México vive una etapa de cambio. El IMER, recientemente, se vio sacudido por un estruendoso caso de presupuesto en el cuál, mucho pudimos ver de lo que tanto la gente como los músicos, pensaban y esperan de una estación de radio en pleno 2019.

¿Qué sigue, entonces?

Sigue un cambio radical en el que las nuevas mentes de nuestra época se manifiesten, pero también se dejen guiar.

Sigue, entonces, un cambio en el que la música independiente debe de tener prioridad mientras que el buen gusto y la correcta curaduría musical, tome una importancia relevante para convertir así a Reactor, en una estación que sea el escape sonoro para todos los que la escuchamos.

¿Y quién puede tomar la batuta de una responsabilidad tan grande?

Susana Reyes, quien no es ajena al mundo radiofónico, ha sido la persona elegida para dicha labor gracias al juicio de la nueva gerenta, Natalia Szendro.

Por ello, decidimos tomarnos un momento para charlar con ella y conocer su postura frente a tan importante responsabilidad y compromiso, en esta época de cambio que la radio mexicana está viviendo.

Me siento muy emocionada por ser parte de esta nueva etapa de Reactor, me gusta ser parte de ella, siento mucha expectativa y curiosidad por saber cómo se sentiría esa persona al otro lado de la radio. 

Es como cuando dedicas una playlist o una canción y esperas que ese otro lo sienta tanto como tu, pero en este caso, aplica para muchos más.  

Espero que se sientan cómodos y tengan la actitud de tener los oídos bien abiertos a recibir cosas que están sucediendo en todas partes, en todos los géneros y en todo el mundo. 

Creo que el objetivo en esta etapa de Reactor es regresar al origen, programar las cosas que tienen que escucharse. Y por tienen no me refiero a que sea una imposición, sino que nos fijemos en la emergencia y el underground. Por supuesto que esto no es ningún hilo negro, sólo hay que regresar las cosas a su lugar porque hay proyectos que ya fueron bastante sonados, y ya tienen su propio lugar en otras estaciones. 

En lo personal, me gustaría jugar un poco con esta mezcla de sonidos. Una de mis influencias a nivel radiofónico es Worldwide FM, no sé, en un momento puedes estar escuchando dubstep y cuatro canciones más, sin darte cuenta, te estás moviendo con un funk súper denso. Creo que todos los sonidos, géneros y personas pueden convivir.  Sucede en los festivales y la vida misma, y creo que la radio no debería de ser ajeno a eso. 

Veo a la radio en este momento ya no como una autoridad que dicta tendencias, la gente tiene bastantes opciones para seleccionar. Más bien la veo como un medio horizontal en el que  vamos a compartir contenido sólo por el gusto de hacerlo y por el amor a la música. Es como cuando un amigo te recomienda una canción, quizás porque le recuerda algo muy personal, y entonces, esa canción ya tiene otro significado para ti. Quizás podrías haberla descubierto por un algoritmo, pero lo importante acá es darle valor a la música, y está chido. 

View this post on Instagram

New home 🧡 #ReactorReinicia

A post shared by Susana Heidi (@susanahre) on

Vamos a estar escuchando mucho punk, rock, hardrock, mezclados con algo de la cosecha que honestamente, considero es muy importante. Una cosa es lo que te gusta y otra es tratar de pensar en la audiencia. En dado caso la programación se puede volver egoísta, y no se trata de eso. En mi caso ahora mismo escucho mucho R&B, soul, funk y psicodelia, pero hay que pensar en los demás. 

No se trata de un artista o un género, se trata de LA canción. Aunque hay muchos talentos que tienen la capacidad de ir de un género a otro, es muy difícil catalogarlo por ese rubro. Tengo esta disposición y curiosidad de escuchar y programar canciones, no artistas, y eso, abre las posibilidades. 

Esperamos que la audiencia de Reactor tenga esa misma disposición para escuchar todo lo nuevo que está por venir.